FCE

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos

 

 

 
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

Hispanoamérica, Latinoamérica, Iberoamérica
 

ALGUNOS DICCIONARIOS y enciclopedias definen Hispanoamérica como la 'denominación propia de las naciones y países de América colonizados por España y Portugal'. Esto haría suponer que en el vocablo hispano queda incluido, siempre, Portugal. Sin embargo esos mismos lexicones, en las numerosas entradas que se inician con hispano excluyen normalmente a Portugal. Así, hispanohablante se dice de quien tiene como lengua materna el español (no el portugués); hispanista es el que se dedica al estudio de la lengua y cultura hispánicas; e hispánico(a) es, en su primera acepción, 'español'; un hispanófilo es el aficionado a la cultura de España, pero no necesariamente a la de Portugal. El DRAE en la voz hispano anota que es lo perteneciente a Hispania, España o Hispanoamérica. Esto querría decir que un brasileño es un hispano, según la Academia. Probablemente no estén de acuerdo con ello ni los brasileños ni los portugueses, así haya sido recomendado en el Tercer Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española en 1966.
        En la entrada latinoamericano(a) el vocabulario académico anota: 'perteneciente o relativo a los países de América que fueron colonizados por naciones latinas, esto es, por España, Portugal o Francia'. Creo que un brasileño no tendría inconveniente en ser designado latinoamericano. Habría que preguntar a los canadienses de Quebec, por ejemplo, si tal denominación les podría corresponder. Curiosamente en los diccionarios, en la entrada latino(a), no se menciona (como en hispano) a Hispanoamérica sino sólo a 'los pueblos de Europa en que se hablan lenguas derivadas del latín'. Con frecuencia el uso del vocablo Latinoamérica se ha tachado de incorrecto o de poco recomendable. Las razones, a mi ver, poco tienen que ver con la semántica o la etimología, sino más bien son de carácter político o histórico. Hay quien opina que tal designación fue puesta en juego, con afán imperialista, por los Estados Unidos, lo que bastaría, según algunos, para rechazarla, pues se ve en ello una actitud discriminadora. Otra posible razón de repudio puede ser el que, por su frecuente uso en el leguaje económico y periodístico, acaba por identificarse Latinoamérica con subdesarrollo (y aquí sí, con cierto derecho, entraría Brasil y aun las islas de habla inglesa o francesa, pero jamás las provincias francófonas del Canadá); en tal caso, por cierta "dignidad", se evita el término y se prefiere Hispanoamérica, voz con menos connotaciones socioeconómicas. No falta quien opina que la voz Latinoamérica tuvo éxito, por lo menos hasta el siglo XIX, por una motivación antiespañola, evitando la alusión directa de España que contiene el vocablo Hispanoamérica.
        Iberoamérica es, según los diccionarios, el conjunto de los pueblos que fueron colonizados por España y Portugal, y generalmente se reconoce que resulta voz casi sinónima de las dos anteriores. Creo que, de cualquier forma, se trata de una voz con menos uso. Sin embargo parece evidente que, si se desea incluir al Brasil, resulta designación más propia que Hispanoamérica, pues efectivamente la Iberia europea corresponde hoy a España y Portugal.
        En resumen, si se hacen a un lado motivaciones político-económicas y se limita el asunto al verdadero sentido que tienen las palabras, Hispanoamérica comprenderá sólo los países americanos conquistados por España; Iberoamérica abarcará además al Brasil, colonizado por Portugal, y Latinoamérica vendrá a designar a todos los pueblos ocupados en un tiempo por naciones europeas latinas (España, Portugal y Francia).


Usted hallará aquí un conjunto de artículos sobre palabras, expresiones, reglas gramaticales y ortográficas que provocan confusión o equívocos entre los hablantes. Cada entrada tiene un título, en el que se sintetiza el tema ahí tratado; por ejemplo: “bistec / bisté / bisteques / bisteces” explica los orígenes del vocablo con que solemos referirnos al filete. Para llegar a esa minucia haga clic en la letra B y busque dicha entrada, o haga clic en la lista de Todas las entradas y localícela ahí.