FCE

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos

 

 

 
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

indígena
 

EN UNA CARTA A LA DIRECCIÓN del diario Reforma (23/03/2001), el señor René Fuentes Reyes le recrimina al columnista Sergio Sarmiento el impropio empleo que, a su juicio, hace del vocablo indígena. A la pregunta que se formula Sarmiento ("¿cuántos indígenas hay en la Cocopa?") y que él mismo responde escribiendo: "hasta donde yo sé, ninguno", el señor Fuentes contesta diciendo: "todos los integrantes de la Cocopa son indígenas, lo que los diferencia es el lugar de donde son..." En efecto, todos somos indígenas, de conformidad con el significado que los diccionarios dan a esa voz. El de la Real Academia Española (vigésima primera edición: 1992) explica que indígena significa simplemente: 'originario del país de que se trate'. Lo que podría resultar controvertible es que la voz indígena, en México, se utilice para agredir ("para agredirnos y para marcar diferencias en una sociedad profundamente racista...", escribe René Fuentes). Tengo la impresión de que en el español mexicano desde hace tiempo se viene empleando el término indígena en lugar de indio precisamente porque indio acabó teniendo esas indeseables connotaciones a que se refiere Fuentes Reyes. No dudo de que ahora también indígena se emplee, en determinados contextos y situaciones, con sentido discriminatorio. No es sin embargo acuñando "una expresión que la reemplace" como dejarán de ser discriminados los indios. Cualquier otra designación se empleará para ofender e injuriar si lo que se pretende es la ofensa y la injuria. Recuerdo haber presenciado hace tiempo una riña porque alguien, en México, le gritó algo así como "¡Dejarías de ser mexicano!" a otro que acababa de tirar bolsas de basura en una esquina. En esa situación, en ese contexto, el vocablo mexicano funcionó como una ofensa. Es el empleo de una palabra con ciertos fines, en determinado momento y con tal o cual entonación lo que constituye la ofensa. Nada remediaríamos cambiando la palabra. Lo que debe evitarse es la injuria.
        Como argumento para demostrar que en sí misma la palabra indígena tiene connotaciones peyorativas, el autor de la carta que estoy comentando señala que en su computadora se sugieren como sinónimas voces tales como salvaje, antropófago, caníbal, cafre, beduino (además de nativo, aborigen, bárbaro e indio). Sin duda esa computadora tiene incorporado el programa Word, pero en su versión 6.0 correspondiente a los años 83-94. Fue tal el número de críticas que recibió el fabricante por la ínfima calidad de sus instrumentos de corrección lingüística, y muy destacadamente de su pésimo diccionario de sinónimos, que se vieron obligados a modificarlo totalmente. En Word 95 los sinónimos para indígena son nativo, natural y aborigen. En la versión 2000 de Word la lista de sinónimos creció, pero todos resultan más o menos aceptables: nativo, natural, oriundo, originario, aborigen, autóctono, indio, vernáculo, regional. Llama la atención que en la versión intermedia, la 95, entre todos los sinónimos insensatos de la versión anterior, también se haya suprimido uno que debía haberse quedado: indio. Bien hizo en reponerse en la más reciente versión (2000). En efecto, la mayoría de los otros no son sinónimos de indígena ni en el español de México ni en el de ninguna otra parte; en cambio, creo que sí lo es indio, al menos en el español mexicano. Donde se decía o se escribía indio insensiblemente se tiende a decir y a escribir indígena.


Usted hallará aquí un conjunto de artículos sobre palabras, expresiones, reglas gramaticales y ortográficas que provocan confusión o equívocos entre los hablantes. Cada entrada tiene un título, en el que se sintetiza el tema ahí tratado; por ejemplo: “bistec / bisté / bisteques / bisteces” explica los orígenes del vocablo con que solemos referirnos al filete. Para llegar a esa minucia haga clic en la letra B y busque dicha entrada, o haga clic en la lista de Todas las entradas y localícela ahí.