FCE

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos

 

 

 
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

infición
 

A DIARIO LA PRENSA de esta ciudad tiene que referirse, lamentablemente, al grave problema de la impureza del aire que aquí se respira. Quizá para evitar una excesiva monotonía los redactores se ven obligados a usar para ese concepto diversos términos. Entre los más frecuentes se cuentan contaminación, smog, infición. Tengo la impresión de que el anglicismo smog, aunque está todavía en boca de muchos habitantes de la urbe, ha sido paulatinamente desplazado en los diarios, la radio y la televisión por los otros dos términos (o por otros como *polución). Es necesario asimismo señalar que contaminación es un vocablo de significado más extenso que smog: éste sólo alude al aire, al ambiente; aquél puede referirse también, por ejemplo, al agua (sin contar con las otras tradicionales acepciones del verbo contaminar).
        No parece haber duda de que la voz contaminación es adecuada para el concepto que vengo comentando, pues la primera de las acepciones de contaminar o contaminarse es precisamente 'alterar la pureza de alguna cosa, como los alimentos, las aguas, el aire...' No resulta igualmente evidente la propiedad del vocablo infición, pues se trata, según los diccionarios, de una palabra anticuada, sinónimo de infección, que a su vez viene a ser la 'acción y efecto de infectar'. Por su parte, infectar tiene un significado muy preciso: 'transmitir un organismo a otro los gérmenes de una enfermedad'. El rescate de un arcaísmo no tiene en sí nada de malo. Lo que no parece recomendable es modificar arbitrariamente su significado. Obviamente un biólogo o un médico sabrán mucho mejor que yo si por la impureza del aire se transmiten gérmenes y qué debe entenderse técnicamente por organismo. Sin entrar en tales profundidades, ayudándome simplemente de los diccionarios, creo que contaminación e infición son cosas distintas.
        Ciertamente una de las acepciones de contaminar es 'inficionar' (derivado de infición), pero entre los significados de infectar o inficionar no aparece el de 'alterar la pureza de alguna cosa'. Véase nuevamente que la amplitud de sentidos de contaminar es mucho mayor que la de inficionar. Esto quiere decir que un enfermo puede contaminar (infectar) a una persona sana, pero del aire no parece adecuado decir que sufre infición sino contaminación.


Usted hallará aquí un conjunto de artículos sobre palabras, expresiones, reglas gramaticales y ortográficas que provocan confusión o equívocos entre los hablantes. Cada entrada tiene un título, en el que se sintetiza el tema ahí tratado; por ejemplo: “bistec / bisté / bisteques / bisteces” explica los orígenes del vocablo con que solemos referirnos al filete. Para llegar a esa minucia haga clic en la letra B y busque dicha entrada, o haga clic en la lista de Todas las entradas y localícela ahí.