FCE

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos

 

 

 
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

(le) dije "a Pedro"
 

HACE TIEMPO me llamó la atención el que una profesora de redacción, precisamente de redacción, pretendiera corregir cierta instrucción de un ejercicio en un libro de texto de español para niños de primaria. Se le decía ahí al alumno algo como lo siguiente: "explícales a tus compañeros las ideas principales de la lectura". Esa persona insistía en que había una intolerable duplicación en ese enunciado, pues el objeto indirecto estaba manifestado, por una parte, en el pronombre les y, por otra, en la frase a tus compañeros; que para evitar ese pleonasmo debería escribirse simplemente "explica a tus compañeros", omitiendo el pronombre les.
        Creo, por tanto, conveniente resumir en unas pocas líneas lo que las gramáticas suelen explicar en relación con este asunto de la duplicación del objeto (directo e indirecto). Bastarán para ello tres reglas muy sencillas.
        La primera de ellas establece que si se emplean las formas a mí, a ti, a él, a ellos, etc., será necesario repetir el complemento directo o indirecto mediante un pronombre de acusativo o de dativo. Será por tanto, necesario decir "la vi a ella" o "a ella la vi", y será impropio o inaceptable (quizá incluso se podría decir que agramatical) decir "*vi a ella" o "*a ella vi".
        La segunda regla dice que cuando el complemento directo es un nombre (propio o común) no se debe repetir el complemento con un pronombre acusativo. Esto quiere decir que resultan no recomendables enunciados del tipo de los siguientes: "*la conocemos a María" o "*lo quiero a mi primo". Basta con decir "conocemos a María" y "quiero a mi primo" (o bien "la conocemos" y "lo quiero").
        Finalmente, la tercera regla señala que cuando el complemento indirecto de una oración es un nombre (propio o común) no es necesario, pero sí usual o habitual, repetir el complemento con un pronombre de dativo: "le escribí a mi novia", más usual que "escribí a mi novia".
        Así que la instrucción a la que me referí al principio de esta nota puede ciertamente redactarse como "explica a tus compañeros..." (sin duplicar el objeto indirecto), pero también puede escribirse "explícales a tus compañeros..." Este último enunciado, a juicio de los gramáticos, va más de acuerdo con el uso actual de la lengua.


Usted hallará aquí un conjunto de artículos sobre palabras, expresiones, reglas gramaticales y ortográficas que provocan confusión o equívocos entre los hablantes. Cada entrada tiene un título, en el que se sintetiza el tema ahí tratado; por ejemplo: “bistec / bisté / bisteques / bisteces” explica los orígenes del vocablo con que solemos referirnos al filete. Para llegar a esa minucia haga clic en la letra B y busque dicha entrada, o haga clic en la lista de Todas las entradas y localícela ahí.