FCE

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos

 

 

 
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

licuo y licúo
 

LOS VERBOS en -iar proceden casi todos de nombres sustantivos o adjetivos y tienen en ellos la explicación de su pronunciación (entibio, de tibio, frente a espío, de espía). Por lo contrario, los verbos vocálicos en -uar, cuya pronunciación también es vacilante, parecen tener otra explicación. Tienen éstos, igual que los verbos en -iar, la posibilidad de conservar el diptongo en los presentes de indicativo y subjuntivo, como apaciguo o averiguo, o destruirlo mediante el acento en la u, como en actúo o efectúo.
        La Academia, en su Esbozo de una nueva gramática de la lengua española, propone la siguiente regla: "su clasificación se hace según la consonante que precede a la u; si es c o g pertenecen al grupo -uo". Me parece que, por lo que toca a la letra g, la regla se cumple en todos los casos: aguo, desaguo, sobreaguo, adaguo, enaguo, fraguo, treguo, atreguo, apaciguo, averiguo, santiguo, amortiguo, atestiguo, menguo, etcétera.
        Sin embargo creo que no es igualmente infalible este principio en lo que se refiere a la letra c. Son poco numerosos los verbos españoles terminados en -cuar: evacuar, adecuar, licuar, oblicuar, colicuar, anticuar, promiscuar. En ninguno, empero, parece cumplirse con seguridad la regla transcrita. Moliner recomienda, por ejemplo, contra la regla, las pronunciaciones licúo y evacúo; reconoce asimismo la libre alternativa de evacuo y evacúo. Creo que en México se da también la alternancia de adecuo y adecúo, quizá con predominio de la segunda.
        Por lo que respecta a los verbos no terminados ni en -guar ni en -cuar, de seguirse la regla académica deberá acentuarse la u. Se cumple ciertamente en la mayoría de los casos: valúo, atenúo, insinúo, continúo, efectúo, sitúo, exceptúo, desvirtúo, etc. Pero no faltan casos dudosos: puede decirse, por ejemplo, menstrúo o menstruo. Hay además verbos de muy poco uso en los que realmente resulta difícil comprobar que la regla se cumple, como garuar ('lloviznar'), desbruar ('en el obraje de paños, quitar la grasa al tejido para meterlo en el batán'), ganzuar ('abrir con ganzúa' o 'sonsacar'), arruar ('dar el jabalí cierto gruñido cuando huye viéndose perseguido'), entre muchos otros.


Usted hallará aquí un conjunto de artículos sobre palabras, expresiones, reglas gramaticales y ortográficas que provocan confusión o equívocos entre los hablantes. Cada entrada tiene un título, en el que se sintetiza el tema ahí tratado; por ejemplo: “bistec / bisté / bisteques / bisteces” explica los orígenes del vocablo con que solemos referirnos al filete. Para llegar a esa minucia haga clic en la letra B y busque dicha entrada, o haga clic en la lista de Todas las entradas y localícela ahí.