FCE

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos

 

 

 
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

apto, inepto
 

EN LA LENGUA ESPAÑOLA de México es fácil leer u oír expresiones como las siguientes: "película apta para todo público", "programa apto para menores", "local apto para cualquier negocio". El adjetivo apto(a) en esos contextos parece equivaler a apropiado(a), conveniente. Algunos juzgan incorrecto el empleo de la voz apto(a) cuando modifica a sustantivos como película o programa. Si se consulta un diccionario general de la lengua española, como el DRAE por ejemplo, podrá verse que la voz apto(a) procede del latín aptus (de apere, 'adaptar') y se le asignan las siguientes equivalencias semánticas: 'idóneo, hábil, a propósito para hacer alguna cosa'. Parece necesario ver ahora, al menos, el significado de los adjetivos idóneo y hábil. Del primero (idóneo) se anota: 'que tiene buena disposición o suficiencia para una cosa'; el segundo (hábil) significa: 'capaz, inteligente y dispuesto para el manejo de cualquier ejercicio, oficio o ministerio', y Moliner añade 'adecuado o útil'. Ello permite deducir que tanto el adjetivo hábil cuanto el vocablo idóneo pueden aludir no sólo a seres animados sino también a cosas inanimadas: "médico hábil", "es muy hábil con las manos", "es un perro hábil para la cacería", "medios hábiles para lograr el fin", "local hábil para comercio", "persona idónea para una tarea", "superficie idónea para pintar al fresco".
        No encontré en mi diccionario latino (un muy viejo Valbuena) el verbo apere, del que dice la Academia que procede aptus. Lo que creo que importa destacar es que aptus, ya en el mismo latín, tenía el sentido de 'adaptado, ajustado, proporcionado, acomodado, a propósito, propio'. En un texto de Cicerón se lee: "aptum pallium ad omne anni tempus" [capa útil para todo tiempo]. Creo por tanto que no resulta impropio decir "película apta para todo público" (conveniente, adaptada, propia).
        El antónimo de apto es inepto. Está formado con el prefijo privativo in- más apto. Ya en latín (ineptus) se había producido la modificación de a por e. Por otra parte, al menos en el español moderno, parece aplicarse sólo a personas: "se aplica a la persona que no sirve o no tiene habilidad para nada, o que no sirve para el trabajo a que se dedica" (Moliner). No puede decirse, por tanto, "película *inepta para menores" sino que, como suele hacerse, se acude al adverbio negativo: "película no apta para menores".


Usted hallará aquí un conjunto de artículos sobre palabras, expresiones, reglas gramaticales y ortográficas que provocan confusión o equívocos entre los hablantes. Cada entrada tiene un título, en el que se sintetiza el tema ahí tratado; por ejemplo: “bistec / bisté / bisteques / bisteces” explica los orígenes del vocablo con que solemos referirnos al filete. Para llegar a esa minucia haga clic en la letra B y busque dicha entrada, o haga clic en la lista de Todas las entradas y localícela ahí.