FCE

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos

 

 

 
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

balbucir, balbucear
 

SON FRECUENTES LAS DUDAS al hablar, pero sobre todo al escribir, relativas a la conjugación de los verbos balbucir y balbucear. Según el DRAE, aunque los considera ciertamente sinónimos, parece recomendar como más propio balbucir, si se considera que en la entrada balbucear remite a balbucir y es ahí donde anota la definición, que es la siguiente: 'hablar o leer con pronunciación dificultosa, tarda y vacilante, trastocando a veces las letras o las sílabas'.
        Ahora bien, balbucir, según la Gramática y el DRAE, es un verbo defectivo. Ello quiere decir que no se conjuga en todas las personas y en todos los tiempos. En la edición de la Gramática de 1931 se explicaba que balbucir no se conjugaba en las personas que, en los verbos irregulares del tercer grupo, llevaban z antes de c, como lucir (primera del presente de indicativo: luzco; todo el presente de subjuntivo: luzca, luzcas..., p. 109). En el Esbozo de una nueva gramática (1973) se dice que balbucir "ofrece resistencia al empleo de las formas fuertes, si se exceptúa balbuce" (p. 313). Entiéndase por fuerte toda forma verbal que lleva el acento en el tema (y no en la raíz). Como se ve, por una parte, no hay pleno acuerdo en las diferentes versiones y, por otra, da la impresión de que, en las sucesivas ediciones, el número de formas usuales de balbucir se va reduciendo.
        Por lo contrario, balbucear es un verbo regular y no es defectivo, puede conjugarse en todos los tiempos, modos y personas (balbuceo, balbuceé, balbuceaba, balbucee, balbuceara, balbuceando, etc.). Su empleo se reconoce en la edición de 1931, donde se añade que, por su terminación -ear, adquiere además un cierto sentido frecuentativo (que expresa una acción que se compone de momentos repetidos, como cecear o tartamudear). El Esbozo, por su parte, aclara que la dificultad de balbucir se allana mediante el empleo de balbucear, cuyo origen sitúa en el siglo XIX. Alarcos es más contundente, pues dice "que en lugar de balbucir [...] se emplea balbucear". Parece, por tanto, recomendable, o bien el uso del verbo regular balbucear, mejor que el defectivo balbucir, o bien, como aconseja el Manual de estilo de Televisión Española, utilizar, cuando sea posible, balbucir (balbuces, balbuce..., balbucía, balbucías... balbuciré, balbucirás..., balbuciría, balbucirías..., balbuciera, balbucieras..., etc.), y hacer uso de balbucear en las demás formas (balbuceo, balbucee, balbucees...).


Usted hallará aquí un conjunto de artículos sobre palabras, expresiones, reglas gramaticales y ortográficas que provocan confusión o equívocos entre los hablantes. Cada entrada tiene un título, en el que se sintetiza el tema ahí tratado; por ejemplo: “bistec / bisté / bisteques / bisteces” explica los orígenes del vocablo con que solemos referirnos al filete. Para llegar a esa minucia haga clic en la letra B y busque dicha entrada, o haga clic en la lista de Todas las entradas y localícela ahí.