FCE

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos

 

 

 
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

biznaga
 

EN LAS LISTAS DE INDIGENISMOS que se incluyen en una importante investigación (El léxico indígena en el español de México, 2ª ed., 1979), coordinada por Juan Lope Blanch y publicada por El Colegio de México, como uno más de los muchos vocablos de indiscutible raigambre prehispánica (chocolate, tomate, chile, colote, petate, totopo, cacahuate...) aparece también la voz biznaga, que hace alusión, en México, tanto a un tipo de cacto de tallo único y cilíndrico, cuanto al dulce que de él se fabrica y que también se conoce con el nombre de acitrón (vocablo que estrictamente designa a la cidra confitada). Creo, por mi parte, que biznaga no es una voz indígena y que debería salir de esas listas.
        En la segunda edición de la obra mencionada se hicieron ya atinadas correcciones y adiciones, como por ejemplo suprimir del grupo de indigenismos la palabra ate (que designa un particular tipo de dulce pastoso que se hace con pulpa de ciertas frutas: ate de guayaba o guayabate, ate de membrillo o membrillate, etc.), que tiene origen hispánico y no indígena. Sigue apareciendo empero el vocablo pulque (y varias voces derivadas), cuyo origen en el náhuatl puliuhki ('descompuesto, echado a perder') es sólo una hipótesis no comprobada.
        El error en el caso de biznaga es más evidente. Corominas explica claramente que procede, en primera instancia, del mozárabe (bis-naqa) y éste del latín pastinaca ('zanahoria'). Evidentemente nada tiene que ver aquí lengua prehispánica alguna. Problema aparte (y muy difícil) es encontrar la razón por la cual se designa como biznaga a la planta cactácea mexicana; pero tampoco resulta fácil conocer la relación que puede establecerse entre la zanahoria (pastinaca en latín) y la planta a la que refiere la voz biznaga en España. Por lo que toca al uso mexicano, debe recordarse que los españoles, tratando de evitar a toda costa las voces autóctonas, caían con frecuencia en designaciones poco precisas, como fue el caso de llamar león al puma, tigre al jaguar, cuervo al zopilote, pavo al guajolote... Nada raro entonces que el hispanismo biznaga sustituyera, en este caso de manera definitiva, a la designación aborigen.


Usted hallará aquí un conjunto de artículos sobre palabras, expresiones, reglas gramaticales y ortográficas que provocan confusión o equívocos entre los hablantes. Cada entrada tiene un título, en el que se sintetiza el tema ahí tratado; por ejemplo: “bistec / bisté / bisteques / bisteces” explica los orígenes del vocablo con que solemos referirnos al filete. Para llegar a esa minucia haga clic en la letra B y busque dicha entrada, o haga clic en la lista de Todas las entradas y localícela ahí.