FCE

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos

 

 

 
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

cual(es)quier(a)
 

UNA DE LAS CATEGORÍAS GRAMATICALES que sufrió cambios notables en su paso del latín al español fue el pronombre, y en particular el indefinido. Recuérdese que los indefinidos son pronombres cuya mención "deja sin identificar personas y cosas, bien porque no importa o no conviene o no es posible esta operación". Son muy numerosos y muchos de ellos son plenamente romances, es decir que fueron creados en español y no siempre son evoluciones fonéticas de formas latinas.
        En especial es interesante la manera como procedió el español con el pronombre indefinido latino quilibet, que en realidad fue calcado semánticamente, pues en latín estaba constituido por el relativo qui y el verbo libet, que significa 'agrada, gusta, se quiere'. El romance castellano lo que hizo fue "traducirlo" y formó el pronombre antiguo qui-quier, moderno quien-quiera, cual-quier, cual-quiera.
        Este indefinido, dice la gramática, coloca el objeto de su mención, por un acto de inhibición estimativa, en el mismo plano de los demás de su mismo género o especie. La diferencia actual entre cualquier y cualquiera es sólo por la posición que pueden tener con relación al sustantivo. Cualquier sólo va antepuesto: cualquier cosa (no es posible decir *una cosa cualquier). Cualquiera puede en ocasiones anteponerse. Pospuesto al sustantivo sólo puede usarse cualquiera.
        Lo que conviene recordar es que el plural de estos pronombres es cualesquier y cualesquiera, y su uso se limita casi con exclusividad a la lengua escrita. Hay empero el uso vicioso, no poco frecuente, de cualesquier(a) con valor singular (*cualesquier asunto), que debe evitarse pues no tiene apoyo alguno ni lógico ni etimológico.


Usted hallará aquí un conjunto de artículos sobre palabras, expresiones, reglas gramaticales y ortográficas que provocan confusión o equívocos entre los hablantes. Cada entrada tiene un título, en el que se sintetiza el tema ahí tratado; por ejemplo: “bistec / bisté / bisteques / bisteces” explica los orígenes del vocablo con que solemos referirnos al filete. Para llegar a esa minucia haga clic en la letra B y busque dicha entrada, o haga clic en la lista de Todas las entradas y localícela ahí.