FCE

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos

 

 

 
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

chamba
 

UNA DE LAS MANIFESTACIONES más evidentes de la vitalidad de alguna voz es el número de derivados que ha creado. Normalmente una palabra que goza de vigencia en determinado dialecto histórico, geográfico o social genera un buen número de vocablos derivados. Es el caso, me parece, de la palabra chamba en el español hablado en México.
        Los diccionarios generales de la lengua española incluyen ciertamente la voz chamba, pero con un significado diferente del que tiene en México. Según el DRAE, chamba procede del antiguo portugués y significa 'chiripa'. Con ese sentido no se emplea el vocablo en el español mexicano. De esa voz chamba deriva el adjetivo chambón, éste sí conocido y usado en el dialecto mexicano (y en el español general), con el significado de 'poco hábil en cualquier arte o facultad'. Hay en el DRAE otro sustantivo chamba, equivalente a 'zanja, vallado', explicado como regionalismo de algunos países sudamericanos, que tampoco se emplea en México.
        Lo que chamba significa en México es 'trabajo, ocupación'. No debe tratarse de un vocablo de reciente incorporación, pues ya Ramos y Duarte, a fines del siglo pasado, lo incluye en su Diccionario de mejicanismos. No es imposible que se haya creado la voz sobre la base del adjetivo chambón, sin duda más antiguo; sin embargo no hay evidencia de ello. De lo que no cabe duda es de que se trata de un vocablo de gran vigencia en el español mexicano. No es precisamente un término culto, que se emplee en la lengua escrita; creo que su uso se reduce a la lengua hablada.
        Ha dado lugar a varios derivados, igualmente vigentes en el habla mexicana de nuestros días. Primeramente el verbo chambear ('trabajar' y, frecuentemente, 'ocuparse en trabajos de escaso relieve'). Particularmente interesante resulta, en este sentido, la oposición que establecemos los hablantes mexicanos entre los adjetivos chambeador y chambista. El primero significa simplemente 'muy trabajador'; el segundo empero tiene el particular sentido de 'persona con muchos empleos remunerados y que no cumple bien en ninguno'. Nótese el sentido peyorativo que asigna al adjetivo el sufijo -ista, ausente en el formado por el sufijo -ador.
        En esta lista de derivados del mexicanismo chamba, como se ve, no puede entrar el adjetivo chambón, que conserva en México el mismo sentido con que se emplea en el español general ('poco hábil'). En todo caso, repito, existe la remota posibilidad de que el sustantivo chamba, con el significado de 'trabajo, ocupación', provenga del adjetivo chambón, que a su vez deriva del portugués antiguo chamba ('chiripa'), desconocido en México.


Usted hallará aquí un conjunto de artículos sobre palabras, expresiones, reglas gramaticales y ortográficas que provocan confusión o equívocos entre los hablantes. Cada entrada tiene un título, en el que se sintetiza el tema ahí tratado; por ejemplo: “bistec / bisté / bisteques / bisteces” explica los orígenes del vocablo con que solemos referirnos al filete. Para llegar a esa minucia haga clic en la letra B y busque dicha entrada, o haga clic en la lista de Todas las entradas y localícela ahí.