FCE

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos

 

 

 
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

federal, federalismo
 

En el latín clásico existía la palabra foedus, -eris, que significaba ‘liga, alianza, unión’, y como derivados, con el mismo sentido, foederatio, -onis y confoederatio, -onis, así como los verbos foederare y confoederare (‘hacer alianza’). Nótese que en latín no parece haber existido el adjetivo *foederalis. Si bien foedus no pasó al español —el foedus, -a, -um, de que procede el adjetivo español feo, es otra palabra—, sí lo hicieron las otras cuatro voces: federación, confederación, federar y confederar.
        De éstas, las palabras más antiguas en español son confederación y confederar, empleadas, precisamente con el sentido de ‘alianza’ y de ‘hacer alianza’, por Hernando del Pulgar y por Alonso de Santa Cruz en su Crónica de los Reyes Católicos, la primera de finales del siglo XV y la segunda de principios del XVI. Las primeras documentaciones del sustantivo federación corresponden a los principios del siglo XIX. Es probable que comenzara a emplearse antes en América que en España. La usan, por ejemplo, antes de 1820, Simón Bolívar y fray Servando Teresa de Mier. Es posible que federar, verbo aún hoy poco usado, apareciera apenas a principios del siglo XX. Más usual es hoy, y lo fue también en el XIX, el participio federado, -a. Ya no derivado del latín, sino de formación romance es el adjetivo federativo, también de cierta antigüedad. Hay documentaciones correspondientes a los primeros años del siglo XIX.Confederativo, voz de creación reciente, es, aún hoy, poco empleada.
        Ahora bien, el adjetivo federal y sus derivados federalista y federalismo, así como confederal (y los raros confederalista y confederalismo), como dije, no proceden de manera directa del latín, aunque, obviamente, sí su base o raíz (foedus). Las primeras documentaciones, americanas por cierto, de federal, son otra vez de los primeros años del siglo XIX. Federalista y federalismo son un poco posteriores; comenzaron a usarse hacia mediados de esa centuria. Puede ser útil considerar la fecha en la que cada una de las voces anteriores ingresó en el Diccionario de la Real Academia. De tres de ellas (federación, confederación y confederar) da cuenta el primero y célebre Diccionario de autoridades (1729). Sucesivamente entraron: federativo (1837), federal (1843), federalismo (1852), federalista (1899), federar y confederativo (1925).
        Desde que ingresa en el DRAE la voz federal hasta 1992, se considera sinónimo de federativo y la definición se proporciona en el artículo federativo. De alguna manera se considera, por tanto, más castiza la palabra federativo que la voz federal, a pesar de que siempre y sobre todo en épocas recientes, federal es mucho más frecuente que federativo (diez a uno, aproximadamente). En la más reciente entrega (2001), ya no se dice que federal es lo mismo que federativo, sino que se explica como sinónimo de federalista y, en ese artículo (federalista), se da la definición. Curiosamente, sólo en las ediciones del DRAE correspondientes a 1984 y a 1989, en el artículo federal, se anota la siguiente explicación: “Denominación que recibieron los partidarios de los Estados nordistas durante la guerra de Secesión de los EE.UU. (1862-65)”. Independientemente de que esto sea cierto, no por ello se explica la presencia de la voz federal en español, pues ésta se empleaba, al menos en América, cincuenta años antes de la guerra de Secesión de los Estados Unidos.
        Conviene sin embargo señalar que el latín foedus produjo en inglés el adjetivo federal (con acento tónico en la primera sílaba) y que ese adjetivo empezó a usarse en los Estados Unidos al menos desde fines del siglo XVIII. Habida cuenta de la enorme influencia que tuvo en América el movimiento de Independencia de los Estados Unidos, así como sus procesos iniciales de organización política, no parece imposible que nuestro adjetivo federal (desde un principio más empleado que federativo, formación propia del español) provenga del inglés. Federal, por su parte, dará origen, entre otros derivados, a federalista y federalismo. Federativo no tiene derivados de empleo corriente.


Usted hallará aquí un conjunto de artículos sobre palabras, expresiones, reglas gramaticales y ortográficas que provocan confusión o equívocos entre los hablantes. Cada entrada tiene un título, en el que se sintetiza el tema ahí tratado; por ejemplo: “bistec / bisté / bisteques / bisteces” explica los orígenes del vocablo con que solemos referirnos al filete. Para llegar a esa minucia haga clic en la letra B y busque dicha entrada, o haga clic en la lista de Todas las entradas y localícela ahí.