FCE

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos

 

 

 
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

trique
 

La voz trique, con el significado de ‘estallido leve’, está consignada por el DRAE desde su edición de 1899. Sólo en la más reciente entrega, la vigésima segunda del año 2001, se añaden dos acepciones: Una (‘tres en raya’ [cierto juego de mesa]) para Cuba, Colombia, Panamá y Venezuela; otra (‘trastos, trebejos’) para México. En los voluminosos bancos de datos del CORDE (Corpus diacrónico del español: siglo XI a 1970) y del CREA (Corpus de referencia del español actual: 1970 a nuestros días) son muy escasas las documentaciones de este vocablo y casi en ninguna tiene el sentido de ‘estallido leve’, si acaso con la excepción de la expresión trique-traque. Ignoro si en los países mencionados se denomine trique el juego de ‘tres en raya’ o si recibe otro nombre o si, simplemente, no se conoce el concepto mismo (de ese juego). Lo que sí puede decirse es que trique, con el significado de ‘cierto juego de mesa’ no aparece, en el CORDE y en el CREA, ni una vez siquiera ni en esos cuatro países americanos ni en ningún otro. 

        Por lo que toca a México, debe primeramente señalarse que trique, con el significado de ‘trastos, trebejos’, es una palabra usual, que casi todo mundo entiende, aunque no todos la empleen. Debe tratarse de un vocablo antiguo, en el español mexicano, si se tiene en cuenta que aparece ya definida en el Diccionario de mejicanismos de Ramos y Duarte del año 1895: “Triques [en plural], (Guanajuato y Guerrero) trastos pequeños, cacharros y también trebejos”. Años después, Santamaría, en su lexicón que tiene el mismo título (incluyendo la j de mejicanismos) del libro de Ramos, escribe, en relación con este vocablo, en su tercera acepción: “Trebejo, trasto, cacharro. Más usado en plural, y en la forma triquis”. Si trique aparece ya en un diccionario de fines del siglo XIX, es obvio que venía usándose mucho tiempo antes. Es voz más propia de la lengua hablada que de la escrita.
        En resumen: 1) Trique, como ‘estallido leve’, es de muy escaso empleo en el español moderno. Esto parece comprobarse viendo que no está incluida en un diccionario que pretende explicar sólo voces y acepciones usuales del español de España, como el de M. Seco, O. Andrés y G. Ramos (Diccionario del español actual). 2) No parece tampoco usual, ni siquiera en los países americanos mencionados por el DRAE, en su sentido de ‘tres en raya’. 3) Con el significado de ‘trastos, trebejos’ tiene plena vigencia en el español mexicano. Esto debería quedar explicado en el artículo trique del DRAE.
        Sin embargo es necesario hacer una observación más importante. La voz trique, en todas sus apariciones en el CREA, alude a otro concepto, no mencionado hasta aquí. Las acepciones cuarta y quinta del diccionario de Santamaría son las siguientes: “Dialecto de una tribu mixtecozapoteca que habita los pueblos de Tlaxiaco y Juxtlahuaca, en Oajaca. Esta misma tribu, el indio de ella y lo que a ella se refiere”. Es con esta significación como aparece trique en todas los textos del CREA. También es ésta la primera acepción que se explica en los nuevos diccionarios del español de México. En el Diccionario del español usual en México (dirigido por L. F. Lara) hay dos entradas (trique1 y trique2). En la primera, mucho más amplia que la segunda, se explica con bastante detalle y prolijidad, desde un punto de vista histórico, lingüístico, social, etc., ese grupo humano (los triques) y su lengua (trique). En la breve segunda entrada, se explica el sentido de ‘trastos, trebejos’.
        En vista de lo anterior, parece conveniente que en el DRAE el artículo trique, o bien consista sólo en la explicación de este grupo indígena, o bien que al menos se explique éste en primer lugar, como primera acepción. Estrictamente no se trata de un mexicanismo, pues no es una palabra que sólo se use en México. Alude a algo mexicano, pero no es un mexicanismo léxico, aunque lo sea históricamente (como sucede con tantas otras palabras de este tipo: maya, azteca, etc.). Ya como mexicanismo, debería aparecer la acepción de ‘trastos, trebejos’ y, por lo que respecta a las otras significaciones (‘estallido leve’ y el juego de ‘tres en raya’), si se comprueba que persisten en el español contemporáneo, podrían quedarse como últimas acepciones.


Usted hallará aquí un conjunto de artículos sobre palabras, expresiones, reglas gramaticales y ortográficas que provocan confusión o equívocos entre los hablantes. Cada entrada tiene un título, en el que se sintetiza el tema ahí tratado; por ejemplo: “bistec / bisté / bisteques / bisteces” explica los orígenes del vocablo con que solemos referirnos al filete. Para llegar a esa minucia haga clic en la letra B y busque dicha entrada, o haga clic en la lista de Todas las entradas y localícela ahí.