FCE

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos

 

 

 
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

siempre sí, siempre no
 

EL DRAE DISTINGUE dos acepciones para el adverbio siempre. La primera: 'en todo o en cualquier tiempo'. La segunda: 'en todo caso o cuando menos' ("quiza no logre mi objeto, pero siempre me quedará la satisfacción de haber hecho lo que debía"). María Moliner añade algunos matices: puede también expresar insistencia o frecuencia en la repetición de una cosa ("siempre eres tú el que se queja"); puede asimismo significar que lo que se afirma es natural o indudable ("siempre estará mejor en su casa"), etcétera.
        Usos peculiares de América se dan igualmente en el vocablo siempre. En Colombia y en otras partes puede significar 'sí' ("¿Te fue bien en el viaje? —Siempre [sí]); 'no obstante' ("aunque la mañana es lluviosa, siempre se ha levantado mamá").
        En 1896, Ramos y Duarte (Diccionario de mejicanismos) escribía que la expresión siempre no era propia del Distrito Federal y daba el siguiente ejemplo: "¿Va usted o no? —Siempre no voy". Y añadía: "suprímase el siempre, y estará bien; porque siempre significa 'en todo o en cualquier tiempo'". Algunos años antes, en 1892, José Sánchez Samoano, en su libro Modismos, locuciones y términos mexicanos, escribió al respecto el siguiente verso: "Allí [en México] es la palabra siempre / negación y afirmación; así dicen siempre sí / como dicen siempre no".
        Efectivamente, en el español mexicano actual es frecuente que el adverbio siempre, acompañado de o no, equivalga semánticamente a 'al fin', 'de todos modos', 'definitivamente', 'resueltamente', 'en cualquier caso', según los diferentes contextos. Resultan así expresiones sumamente curiosas para quien sólo conoce los sentidos de siempre que registra la Academia. Vienen a ser así inanalizables expresiones tales como "siempre no se murió el viejito", "siempre sí fui a la fiesta", que cualquier mexicano dice y entiende.
        Existen además otros usos más raros, quizá reducidos hoy al ámbito rural de algunas zonas, que sin embargo han quedado consignados en la literatura. Tal es el caso de siempre cuando equivale a 'de cualquier modo' ("¿Nos vamos, o te esperamos?, pues no dilata en reventar la aurora. —Siempre vete yendo, compadre" [en Astucia, de Luis G. Inclán]), o cuando significa 'en cualquier caso' ("—A pie no podrá. —Que vaya en coche. —Siempre se tendrá que llevarla" [en La camada, de Salvador Quevedo]).


Usted hallará aquí un conjunto de artículos sobre palabras, expresiones, reglas gramaticales y ortográficas que provocan confusión o equívocos entre los hablantes. Cada entrada tiene un título, en el que se sintetiza el tema ahí tratado; por ejemplo: “bistec / bisté / bisteques / bisteces” explica los orígenes del vocablo con que solemos referirnos al filete. Para llegar a esa minucia haga clic en la letra B y busque dicha entrada, o haga clic en la lista de Todas las entradas y localícela ahí.