FCE

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos

 

 

 
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

taller
 

EXISTEN EN ESPAÑOL algunos adjetivos cuyo femenino, de carácter irregular, termina en -triz y no en -a, como sucede con la mayoría. Muchos de ellos son verdaderas curiosidades del DRAE que nadie usa: fregatriz ('fregona, criada'), embajatriz ('embajadora'), formatriz ('la que forma'), fulminatriz ('la que fulmina'), dominatriz ('dominadora'), saltatriz ('mujer que tenía por profesión saltar y bailar'), cantatriz ('cantante de profesión'), electriz ('mujer de un príncipe elector'), protectriz ('la que protege'), ductriz ('la que guía'), ultriz ('la que venga, vengadora'), cocotriz ('cocodrilo'), nutriz ('que nutre'), tutriz ('tutora')...
        Otros femeninos en -triz pueden concebirse como tecnicismos pertenecientes a diferentes jergas (geometría, física, etc.): aceleratriz, generatriz, conmutatriz, atractriz, bisectriz, vocablos todos ellos que obviamente no son usados por la generalidad de los hablantes. Finalmente, muy pocas voces tienen uso más o menos general: matriz, emperatriz, actriz, directriz, meretriz, motriz, locomotriz, electromotriz, automotriz, institutriz...
        Lo que todos estos vocablos tienen en común es que son sólo femeninos. Por tanto, no deberían acompañar a sustantivos masculinos. En nuestro país es bastante común que adjetivos como motriz, locomotriz, electromotriz y automotriz se empleen como modificadores que sin cambiar de terminación pueden referirse indistintamente a sustantivos masculinos y femeninos. Así, no suena nada rara a los mexicanos la frase taller automotriz, a pesar de que taller es masculino y por ende lo normal sería decir taller automotor.
        No creo que el uso masculino de -triz sea ni sólo mexicano ni tampoco reciente. Manuel Alcalá me hizo ver que, a principios del siglo XVII, Alonso Fernández de Avellaneda usó la voz motriz modificando a un sustantivo masculino: "...ese ha sido el artificio motriz de aquel fingimiento..." (Segundo Tomo del Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha, cap. XVII).
        Parece evidente que los hablantes tienen claro el valor femenino de -triz solamente en los vocablos que refieren a personas de sexo femenino (emperatriz, actriz, meretriz, institutriz) y que, en los pocos casos de formaciones en -triz que no aluden a personas y que son relativamente poco usados (motriz, automotriz) ya no se percibe su carácter femenino. La explicación puede estar, por una parte, en lo irregular del morfema -triz y, por otra, en su poca vitalidad, ya que son unos cuantos los vocablos en -triz los que efectivamente pertenecen al habla de la mayoría de los hispanohablantes.


Usted hallará aquí un conjunto de artículos sobre palabras, expresiones, reglas gramaticales y ortográficas que provocan confusión o equívocos entre los hablantes. Cada entrada tiene un título, en el que se sintetiza el tema ahí tratado; por ejemplo: “bistec / bisté / bisteques / bisteces” explica los orígenes del vocablo con que solemos referirnos al filete. Para llegar a esa minucia haga clic en la letra B y busque dicha entrada, o haga clic en la lista de Todas las entradas y localícela ahí.