FCE

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos

 

 

 
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

tendente-tendiente
 

LOS PARTICIPIOS ACTIVOS que proceden o se relacionan con verbos de la segunda o tercera conjugación pueden terminar en -ente o en -iente. En general puede decirse que los participios en -ente proceden directamente del acusativo del participio latino, pues en ellos no se ha operado la diptongación en -ie- que es propia de todas las voces que, provenientes de palabras latinas con una e breve tónica, evolucionaron normalmente.
        Así, participios como absorbente, conducente, ascendente, remitente tienen origen en los participios latinos más que en los verbos españoles correspondientes. Esto puede comprobarse en muchos vocablos que hoy funcionan en español como simples adjetivos y no como participios por el simple hecho de que el verbo latino del que procedían no pasó al castellano, sino que se tomó directamente el participio. Todo participio activo equivale a una proposición de relativo (absorbente = que absorbe, conducente = que conduce, etc.). Esta equivalencia resulta imposible en casos como gerente, latente, patente, decente, silente, porque los verbos latinos correspondientes (gerere, 'dirigir'; latere, 'estar oculto'; patere, 'estar descubierto'; decere, 'ser conveniente'; silere, 'callar') no pasaron al español, sino que sólo se adoptaron los participios. Por lo contrario, participios con diptongación como escribiente, naciente, ardiente, saliente, viviente pueden explicarse tanto como procedentes del participio activo latino, aunque con diptongación romance (escribiente de scribentem), así como participios del verbo español correspondiente (escribiente, participio activo de escribir).
        El DRAE registra varios participios que pueden tener o no diptongo: adquirente y adquiriente, mordente y mordiente, ascendente y ascendiente, tendente y tendiente, entre otros. Hay parejas que quedan plenamente justificadas, entre otras razones porque cada uno de los participios no comparte las mismas acepciones: sólo ascendiente y no ascendente puede significar 'padre, madre, o cualquiera de los abuelos de quien descienda una persona', sea por caso.
        Tendente y tendiente, aunque el primero sea considerado adjetivo por el DRAE (procedente del participio activo latino tendentum) y el segundo como participio activo del verbo español tender, tienen el mismo significado: 'que tiende, se encamina, dirige o refiere a algún fin'. En México, hasta hace poco, se usaba casi exclusivamente el vocablo tendiente, sin embargo recientemente se da también la voz tendente. No cabe duda de que ambos términos son correctos, de conformidad con el DRAE. Sin embargo quizá merezca recomendarse el uso de tendiente; la mayoría de los participios activos de verbos en -er tiene diptongo; es ésta por tanto la evolución normal de la lengua; en México es mucho más usual tendiente que tendente; y, por último, los verbos compuestos con tender, antecedido por un seudoprefijo, forman su participio con el diptongo ie: pretendiente, contendiente.


Usted hallará aquí un conjunto de artículos sobre palabras, expresiones, reglas gramaticales y ortográficas que provocan confusión o equívocos entre los hablantes. Cada entrada tiene un título, en el que se sintetiza el tema ahí tratado; por ejemplo: “bistec / bisté / bisteques / bisteces” explica los orígenes del vocablo con que solemos referirnos al filete. Para llegar a esa minucia haga clic en la letra B y busque dicha entrada, o haga clic en la lista de Todas las entradas y localícela ahí.