tienda

Nota publicada el martes, 30 de diciembre de 2008

Robert Darnton. El negocio de la ilustración
Por: Juan Antonio Rosado

Uno de los referentes obligados más prestigiados en el mundo occidental ha sido la Enciclopedia, de Denis Diderot y Jean D’Alembert. Este “diccionario razonado de ciencias, arte y oficios” es el principal antecedente, en nuestra cultura, de las actuales enciclopedias. Sin embargo, ¿qué hay detrás de aquella obra, considerada como síntesis de la Ilustración? ¿Empezó siendo un libro para todos? ¿Cómo surgió la excesiva demanda de estos volúmenes que despliegan y organizan el saber como si se tratara de una obra total? ¿De qué modo influyó en la Revolución Francesa? Si la Enciclopedia se convirtió en una de las obras más vendidas, se debió al papel que desempeñaron los empresarios editoriales franceses y suizos. El investigador Robert Darnton, en su extenso libro El negocio de la Ilustración, responde a todas las preguntas anteriores y penetra en el mundo de la Ilustración y de la Revolución Francesa desde una óptica novedosa: a través de una de las obras paradigmáticas de la cultura moderna en Occidente, la Enciclopedia.

Tomás Granados Salinas, en el “Prólogo” a la edición mexicana, advierte que “La industria editorial no suele ser tema de interés de la industria editorial. Aunque cada vez hay más, los libros acerca de la edición de libros siguen siendo escasos...” Más allá de esta autorreferencialidad, las enciclopedias y diccionarios, por su intención de condensar lo más posible el saber humano, han sido casi siempre los libros más vendidos. Si es verdad que todo libro tiene su “biografía”, existe un aspecto en su “biografía” que va más allá de los autores y colaboradores: su proceso editorial y de difusión, lo que nos lleva, por otro lado, a las diversas recepciones. En este sentido, hay un aspecto en la “biografía” de la gran obra de la Ilustración que ha sido poco atendido. Dicha tarea la emprendió con fortuna Robert Darnton.
El investigador analiza cerca de 50 mil cartas de la Sociedad Tipográfica de Neuchâtel con el objeto de reconstruir el funcionamiento de la industria editorial durante la época de la Ilustración. Pero no se queda ahí: explica cómo surgieron y se difundieron las ideas revolucionarias de los filósofos. Como “nada proviene de la nada”, el éxito de la Enciclopedia no fue únicamente fruto de sus autores. Gracias a los, hasta ahora, casi desconocidos Charles-Joseph Panckoucke, Joseph Duplain y la Sociedad Tipográfica de Neuchâtel, el “diccionario razonado” de Diderot y D’Alembert se convirtió en una obra de masas.

Para el historiador del fenómeno “libro”, para el bibliófilo, el estudioso de la Ilustración, el lector voraz o el simple curioso, esta aventura editorial no sólo podría representar un nuevo conocimiento, la revelación de los misterios que subyacen tras la publicación de una obra decisiva, casi inabarcable, sino también un motivo de placer, en la medida en que el riguroso y ameno libro de Darnton nos introduce en una época, en una cultura que ya no existen, pero sin las cuales no entenderíamos lo que viene. Leer el libro de Darnton es hurgar en los orígenes intelectuales y sociales de la Revolución Francesa.

Robert Darnton, El negocio de la Ilustración. Historia
editorial de la Encyclopédie, 1775-1800. Traducción del inglés de Márgara Averbach. Traducción de los fragmentos en francés de Kenya Bello. Fondo de Cultura Económica (Colección Libros sobre Libros), México, 2006; 698pp.

Librería Virtual
Fuente: Siempre! / México / Versión para imprimir