tienda

Nota publicada el lunes, 9 de agosto de 2010

Los de abajo
Por: Humberto Matalí Hernández

En las celebraciones por el Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana, parece que son celebrados con la opacidad digna del gobierno conservador derechista, en donde el boato y el oropel muy caros, pero sirven para ocultar las intenciones e hipocresías de los que son enemigo natural a la lucha social, significada por el movimiento revolucionario.

Es gracias a la literatura que se tiene la idea real de lo acontecido en la Revolución. Así se conserva para mostrar las luchas reivindicadoras, traiciones, batallas heroicas y líderes revolucionarios; por eso, libros como Los de abajo de Azuela, o los de Rafael F. Muñoz: Vámonos con Pancho Villa o Se llevaron el cañón para Bachimba, o las obras de Martín Luis Guzmán, no son reeditados en este Centenario. El temor de la derecha es mucho, tanto como el valor para difundir la historia de los libros.

Mariano Azuela (1873-1952) es iniciador de la novela revolucionaria, alcanzó la fama perenne como escritor, pero también la merecía como médico de las tropas de la División del Norte, comandadas por Francisco Villa, Esa experiencia le permitió como escritor plasmar las acciones revolucionarias con el realismo indispensable para comprender a los hombres y mujeres que pelearon por la justicia social.

Las obras literarias de Azuela reflejan el lenguaje y la sencillez de los revolucionarios, así como la soberbia de los oficiales y las acciones de atropello y violencia en contra de los enemigos, aunada a la nobleza de los valientes. Son anécdotas descarnadas y sinceras, acordes con la Revolución y su fuerza destructora y renovadora.

En la amplia creación literaria de Azuela abundan las novelas y narraciones sobre la lucha armada de 1910, como son “Los fracasados”, “Mala yerba”, “Andrés Pérez, maderista”, “Los caciques”, “María Luisa”, “Domitilo quiere ser diputado”, “La malhora”, “Del llano hermanos, S. en C”, entre otras. También escribió las biografías: “Pedro Moreno, el insurgente”, “Madero”, “Precursores” y “El padre don Agustín Rivera”.  

Pero es, sin duda, en Los de abajo como Mariano Azuela logra la mejor narración sobre un grupo de revolucionarios, comandados por Demetrio Macías, un campesino sencillo y enamorado de su mujer, arrebatado y lanzado en el remolino de la Revolución, por las arbitrariedades de las tropas federales de Victoriano Huerta.

Las Obras completas de Mariano Azuela fueron editadas por el FCE en tres espléndidos tomos, pero se consiguen de la misma casa editorial las novelas en forma independiente o combinada.

Librería Virtual
Fuente: El Sol de México / México / Distrito Federal Versión para imprimir