tienda

Nota publicada el domingo, 11 de septiembre de 2011

Incita cuentacuentos a niños para fomentar hábito por la lectura
Por: Notimex

En la Librería Rosario Castellanos del FCE, el cuentacuentos Raúl Pérez Buendía regocijó y alimentó la imaginación a decenas de niños con relatos de Alicia Molina, ante los cuales los infantes se mostraron atentos y participativos.

El narrador atrajo la curiosidad de los asistentes, quienes no sólo ocuparon las alfombras para acomodarse sino también las escaleras del recinto, al pedir su cooperación para ambientar sus palabras con la producción de onomatopeyas.

Los niños presentes oscilaban entre los tres y seis años de edad y fueron atendidos con esmero por Raúl Pérez.

Antes de comenzar las narraciones, el cuentacuentos dio una pequeña bibliografía de la escritora Molina, entre los que mencionó El agujero negro, El zurcidor del tiempo y La noche de los trasgos, todos editados por el Fondo de Cultura Económica (FCE).

Como parte de una introducción para que los niños adquieran el cuento novelado El cristal con que se mira, de la misma autora, se contó la historia del primer libro de la trilogía referida.

Los pequeños disfrutaron de las aventuras de Camila mientras buscaba el regalo ideal para su olvidadiza madre, quien todo perdía. La pequeña protagonista mantiene un encuentro con duendes que confiesan que todos los objetos extraviados por su madre terminan en el misterioso agujero negro.

Los niños que se encontraban a la expectativa ayudaron al narrador a recordar cada uno de los objetos que se describieron, y fue aún mayor su interés cuando una vez terminado el primer relato, Pérez mostró un texto encuadernado con las ilustraciones de El cristal con que se mira.

Emilia, la adolescente protagonista de esta novela, es una chica sorda y que debido a su miopía tiene que utilizar lentes; sus amigos y ella viven una serie episodios que están enfocados principalmente a tratar como tema principal la etapa de transición que viven los implicados en el relato.

Raúl Pérez, Raulito para los pequeños, dejó la incógnita de lo que pasaría con la vida de cada uno de los personajes de El cristal con que se mira.

La actividad se llevó a cabo como parte de la programación cultural de la Librería Rosario Castellanos, la cual da un espacio cada sábado para que los pequeños se deleiten con cuentacuentos y las diferentes narraciones que presentan.

Librería Virtual
Fuente: SDP / México / Distrito Federal Versión para imprimir