tienda

Nota publicada el miércoles, 26 de noviembre de 2014

‘Más te vale Mastodonte’, una de las publicaciones más vendidas de la FIL
Por: Redacción
La variedad de los títulos expuestos en el ‘Edificio de los espejos’, de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, cautiva a los amantes de la literatura en Quito.

Con una guitarra colgando de su espalda, David Tejada (19 años) llegó la tarde del lunes pasado a la Feria Internacional del Libro (FIL) que se realiza desde el 22 de noviembre hasta el 1 de diciembre. Su motivación era hallar un libro sobre su arte predilecto, la música. El primer lugar que recorrió fue el estand de la editorial mexicana Fondo de Cultura Económica.

La sección, ubicada en el vestíbulo del Teatro Nacional, y en la que se exhiben más de 2 mil títulos de escritores como Octavio Paz, Jorge Salvador Lara, Roberto López, entre otros, como Malala Yousafzai (Nobel de la Paz), hizo que su aspiración inicial cambiara.

Un libro de tapa multicolor y que sorprende por sus ilustraciones se convirtió en su obsesión. No pudo despegarse del texto Más te vale Mastodonte, que, según Fabián Ayala, integrante del equipo de apoyo del Fondo de Cultura Económica, es uno de los libros más vendidos de la FIL.

La publicación, de autoría de Micaela Chirif e Issa Watanabe, ganó el año pasado el XVII Concurso de álbum Ilustrado ‘A la Orilla del Viento’. En sus páginas las autoras narran la historia de un mamífero fósil, imponente, grande pero inocente y tierno a la vez. En la feria, el libro tiene un precio de $22.

A Tejada, del libro le llamó la atención “la sencillez del trazo y que plantea una historia mágica”. Por su parte, Ayala explicó que, desde el sábado, cuando se inauguró la feria, un centenar diario de libros se comercializa bajo la firma FCE.

Otro de los títulos más solicitados fue La casa de la presencia. Poesía e historia, de Octavio Paz, cuya edición de lujo cuesta $ 10. Su precio normal oscila entre los $ 65 y $ 110. Ayala explicó que esa ventaja comercial fue una de las novedades que llevó el FCE a la feria. “Los libros se vendieron enseguida”, resaltó.

Otro texto de gran aceptación entre quienes asisten a la feria fue Breve historia contemporánea del Ecuador, de Jorge Salvador Lara. Su precio ($ 6,84) llamó la atención de Amanda Villavicencio. “Es una gran semblanza histórica y crítica del país que nos permite analizar la época coyuntural”, señaló esta socióloga de profesión.

Ella llegó al edificio con un presupuesto de $ 100 y comentó que, además del texto de Salvador Lara, pudo adquirir 4 libros que no excedieron el monto que esta vez le asignó a su apetito lector.

Otra novedad del estand del Fondo de Cultura Económica fue el texto Códice Azoyú 2. El señorío de Tlapa Tlalpa-Tlachinolla’. Este es el libro más caro de este espacio de la feria, pues se comercializa por $ 151,47. En sus páginas se analizan glifos y códices del pueblo prehispánico que habitó la región este del Estado de Guerrero, en México.

Ayala detalló que desde marzo del próximo año el Fondo de Cultura Económica publicará textos de Colombia y Ecuador. Que contará con una sede propia en Quito, en la que comercializarán sus textos. El local estará ubicado en la avenida 6 de Diciembre N24-04 y Wilson, en la actual sede de la Unasur.

Tres revistas de difusión cultural

El día en que el joven David Tejada buscó historias sobre sus músicos preferidos entre los libros que se ofertan en la Feria del Libro de Quito, el Auditorio del Museo etnográfico albergó a los artífices de un trío de publicaciones que se ocupan de las artes escénicas y la literatura.

Los editores de las revistas Kipus (Raúl Serrano), CartóNPiedra (Sandra Araya) y El Apuntador (Santiago Rivadeneira) integraron la mesa de conferencias sobre ‘La labor de las revistas culturales en el ámbito literario’ en ese lugar.

Rivadeneira definió el papel de estas publicaciones como “correctoras de la arrogancia y el etnocentrismo de la cultura”, mientras que Serrano recordó una frase de José Lezama Lima al explicar su campo de acción frente a la responsabilidad histórica que este conlleva: «Una revista reencarna el espíritu de su tiempo».

Araya, quien edita el suplemento cultural de diario EL TELÉGRAFO, desde septiembre de este año, abordó el tema de la crítica en las diversas artes a partir de una experiencia editorial. Dijo que la rigurosidad en las piezas que se publican da cuenta de la dirección que planea tener este tipo de publicaciones y que su tratamiento de las diversas obras está alejado de antagonismos y busca ser un espacio de reflexión en un contexto que responde a propuestas de diversos colaboradores de su semanario.
Librería Virtual
Fuente: telegrafo.com.ec / México / Distrito Federal Versión para imprimir