tienda

Nota publicada el jueves, 27 de octubre de 2016

Reeditan El pozo de los ratones con ilustraciones y en náhuatl
Por: Reyna Paz Avendaño

El libro de Pascuala Corona narra la historia de cómo las hijas de un herrero se casan con un rey convertido en sapo por Doña Pancha, dice Mardonio Carballo

El primer libro de la colección infantil A la Orilla del Viento del Fondo de Cultura Económica fue El pozo de los ratones, de Teresa Castelló, mejor conocida como Pascuala Corona (Ciudad de México, 1917-2015), escritora que la inauguró con una historia de reyes, reinas, ratones y hechizos, y ahora a cinco lustros de existencia de la colección mexicana, para celebrar el aniversario de A la Orilla del Viento, se lanza una versión bilingüe español-náhuatl de este ejemplar.

“Es un libro emblemático de Pascuala Corona y en lo personal no suelo hacer traducciones, pero el carácter emblemático de un libro como El pozo de los ratones, sobre todo su aliento de tradicional oral, me llevó a aceptar hacer una traducción al náhuatl en su variante de la huasteca veracruzana”, señaló el poeta Mardonio Carballo (Veracruz, 1974).

La edición, que cuenta con ilustraciones de David Daniel Álvarez, narra la historia de cómo las hijas de un herrero se casan con un rey convertido en sapo por Doña Pancha, una hechicera envidiosa; sin embargo, el herrero aconseja a sus hijas matar a su esposo para quedarse con la herencia, pero dos de ellas fallan y son arrojadas al pozo de los ratones, donde los roedores se las comerían. Pero con la tercera hija la historia es diferente.

“Las chicas antes de que se vayan a casar con el rey, intentan matarlo, eso me parece fabuloso, porque Pascuala Corona no le quitó lo cruel a la historia. Cuando no suprimimos lo terriblemente humano jugado de manera literaria para que pueda cruzar y ser un retrato de lo que somos, es maravilloso porque son cuentos que se acercan a la literatura en lenguas indígenas”, comentó Carballo.

En su opinión, muchos cuentos para niños en las lenguas indígenas no son light, “en un cuento para niños indígenas, un colibrí puede llegar todas las mañanas y pararse sobre los senos de una muchacha, luego embarazarla y a partir de la sangre que se derrama en el piso, el maíz crece. Ese es un cuento para niños en los pueblos originarios”.

Ese carácter se plasma en El pozo de los ratones, mismo que animó a Mardonio a hacer la traducción. “Es importante la historia de este libro en un país donde todo se convierte a eufemismos y todo es políticamente correcto. Me parece que es importante el poder de la literatura, porque las palabras no van a cambiar nada, pero sí nos dicen o acusan el fondo, entonces cuando ocultamos el fondo a través de las palabras algo está podrido en el mundo de la literatura”.

LITERATURA NIÑA. Esta nueva edición del libro de Pascuala Corona también incluye un código QR para que los lectores puedan escuchar la narración en náhuatl en voz de Mardonio Carballo.

“Casi todos mis libros, salvo el primero, tienen un disco. Me gusta meter un disco, un audio o una canción con la finalidad de que se escuche el náhuatl porque dado el carácter casi niño de la literatura en lenguas originarias en su forma escrita, es necesaria una especie de seducción en donde el sonido puede ser parte fundamental”, destacó el poeta.

¿Toda la literatura puede traducirse al náhuatl?

—Todas pueden traducirse, pero hay historias que son pertinentes, e insisto en la parte niña de la literatura en lengua indígena. Uno de mis argumentos para no traducir es que sería importante que se publicara la obra de los autores en lenguas indígenas y que la recepción desde la sociedad, editoriales y prensa fuera igual de fantástica que cuando se traduce El Principito al otomí.

En opinión del escritor, los clásicos pueden esperar, “si realmente nos interesa la construcción de un país multinacional, plurilingüístico e intercultural, haríamos eco en lo que pasa en la literatura contemporánea de los pueblos indígenas, porque Dostoievski o los hermanos Karamazov siempre nos van a llegar”.

 El pozo de los ratones se presentará en una función especial de cuenta cuentos, el 5 de noviembre en la Librería del FCE Daniel Cosío Villegas, ubicada en avenida Universidad 985, colonia Del Valle. También se presentará el 19 de noviembre en la edición 36 de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil, a las 16:00 horas en el Parque Bicentenario.

Librería Virtual
Fuente: La Crónica de hoy / México / Ciudad de México Versión para imprimir