tienda

Nota publicada el martes, 13 de diciembre de 2016

Una nueva editorial llega a Colombia: Godot
Por: Steven Navarrete Cardona
•    En diálogo con El Espectador, Hernán López Winne, uno de los editores de esta apuesta cultural austral, habla de los retos que trae el universo del libro en un mundo que tiende hacia lo digital.

Luego de mantener una revista durante 20 números, Hernán López Winne y Víctor Malumián decidieron en el año 2008 fundar la editorial Godot, en honor a la obra de Samuel Beckett. Su apuesta se ha destacado por rescatar obras que han salido de circulación pero que han causado un gran impacto en el pensamiento social de la humanidad. A través de tres colecciones: Exhumaciones, Crítica y Forasteros la editorial llega a 70 títulos entre los que se destacan Ensayos sobre los griegos, de Friedrich Nietzsche; El resto indivisible, de Slavoj Žižek y La risa, de Henri Bergson. La editorial llega a Colombia distribuida por Siglo del Hombre Editores. 

¿Por qué Godot le apuesta a un catálogo que va a contrapelo del mercado hoy?

Porque creemos en la edición de libros como una apuesta cultural. Sabemos que si no vendemos, no comemos, pero no es el eje central de nuestra actividad. Nuestra labor excede todo ello. Por ejemplo, un libro como Teoría de la novela, de Georg Lukács, para nosotros un libro muy valioso que casi nadie estaba publicando. Entonces lo que hicimos fue  impulsarlo. Viajando en diferentes partes de América Latina hemos visto que ha tenido una gran acogida entre estudiantes de filosofía y literatura.  

¿Cómo surge Godot? 

La editorial surgió en 2008, a paso lento. En 2005 hacíamos una revista desde nuestra época de estudiantes. Una publicación que pudimos mantener durante 20 números y decidimos cerrarla, y ahí empezamos con la editorial. Ahí empezamos a analizar qué libros podríamos vender. 

¿Cómo ha sido la recepción de estos textos en los diversos países de América Latina?

Ha sido importante la acogida. En México, Chile, Perú, Uruguay, y por supuesto este año llegamos a Colombia con Siglo del Hombre Editores. 

¿Cuál es la formación de los integrantes de la editorial Godot?

La editorial está integrada por dos personas, Víctor Malumián y yo, Hernán López Winne. Estudiamos ciencias de la comunicación en la Universidad de Buenos Aires. Y arrancamos la editorial con mucho esfuerzo, sacamos el primer título, luego el segundo, luego el tercero. Arrancamos de cero. Empezamos en 2008 y hasta inicios del año pasado empezamos a vivir de la editorial. 

En Argentina el mundo editorial tiene a muchas figuras notables, entre ellos a uno de los editores más importantes de América Latina como Carlos Díaz de Siglo XXI Editores…

Sin duda, lo conocimos personalmente y no hace mucho, un grande. 

¿Tienen alguna relación de amor y odio con alguna de los libros publicados?

Con una novela de Samuel Beckett, El innombrable, que acaba de publicarse. Que forma parte de una trilogía que tenemos proyectada publicar. Con esta novela tuvimos que saltear muchos inconvenientes, pero está próximo a salir para América Latina. Aun así vale la pena cualquier esfuerzo. 

Ustedes rondan apenas los 30 años de edad. ¿Qué recomendaciones les daría a los jóvenes que ven estos proyectos editoriales como una apuesta imposible?

Justamente, publicamos con el Fondo de Cultura Económica un libro que se llama Independientes, ¿de qué?, es un libro sobre edición independiente en América Latina. Reúne un grupo importante de entrevistas a editores cabeza de editoriales independientes, lo que intentamos ilustrar es todo el proceso de surgimiento de la editorial hasta cuando se configura, entonces explicamos en cada capítulo, el surgimiento, los primeros títulos, las estrategias de prensa, etc. Los chicos deben tener claro si se van a meter de lleno  o no, lo que te permite tener en claro que decisiones tomar y que proyectos emprender.

¿Cómo les va con el e-book y los formatos digitales?

Tenemos todo nuestro catálogo desarrollado en e-book. Por supuesto no es un gran ingreso, y no lo va ser dentro de dos años ni tres, pero hay que estar muy atentos a ellos. Cuando llegamos a 70 títulos en papel y nos faltaba digitalizar más de cincuenta, notamos la necesidad de poner en digital 70. 

Son pocas editoriales independientes que publican Slavoj Žižek, ¿cuéntenos cómo fue ese proceso?

Antes de iniciar con la editorial, cuando publicábamos la revista, hablamos un par de veces con él y le comentamos que queríamos publicar uno de sus libros. Nos respondió, “claro, por favor, adelante”. Pero antes de hacerlo, nos detuvimos a pensar que tal vez, él no tenía los derechos de dicho libro, y nos pusimos en la tarea de buscar quien los tenía. Aunque un autor te diga, “publiquen lo que quieran”, la realidad es que hay que consultar que editorial tiene sus derechos. Y se debe consultar con ellos. Publicamos el Resto indivisible y La permanencia en lo negativo, así pudimos divulgar a Slavoj Žižek. 

Librería Virtual
Fuente: elespectador.com / Colombia / Versión para imprimir