tienda

Nota publicada el viernes, 16 de junio de 2017

Silvia Molina: “Yo soy disléxica, la dislexia no se quita, está en los genes, cuando yo estudié la primaria no se conocía la dislexia te tachaban de un problema mental”
Por: Manuel Chávez y José Ángel Domínguez
Voz en off: Con los Libros Abiertos, el Fondo de Cultura Económica en Radio Educación

Manuel Chávez (MC), conductor: Cuando María del Carmen lee o escribe cambia las letras de lugar o las confunde con otras, por eso sus maestras la regañan y sus compañeros se burlan de ella, pero Mari Carmen no lo hace intencionalmente, sino que tiene una dificultad que no le permite leer y escribir como los demás niños.

José Ángel Domínguez (JAD), conductor: Así es mi querido Manuel, y ella, la pequeña Mari Carmen le cuenta su historia, una historia que sucedió en una época en la que no se conocía la dislexia, ni cómo manejarla, esto en el relato Quiero ser la que seré, escrito por la maestra Silvia Molina, a quien le agradecemos que tome la llamada para esta reflexión en torno a su obra, aquí en Radio Educación. Muy buenos días, muchas gracias por su tiempo, maestra 

Silvia Molina (SM), autora de la novela Quiero ser la que seré: Al contrario, muchísimas gracias. Muy buenos días 

JAD: Se dice que toda literatura es un relato autobiográfico de alguna manera, pero en este caso particular tiene que ver con la biografía de Silvia Molina 

SM: Sí, completamente, fíjate que yo soy disléxica, la dislexia no se quita, está en los genes, se corrige, pero pues de repente te falla y, pues, en la escuela cuando yo estudié la primaria no se conocía la dislexia, entonces, pues era una vida muy difícil porque los maestros por lo general, pues te tachaban como de tener algún problema mental, ¿no? 

MC: O sea, una discapacidad 

SM: Una discapacidad tremenda, sí. 

JAD: Pero todavía se le considera a la dislexia como cercana a una discapacidad, o a cambiado digamos la manera de entender esta problemática 

SM: No, ha cambiado al 100 por ciento, porque ahora ya se conoce, se sabe cómo tratarla, basta un entrenamiento, ¿no?, los niños en las escuelas, pues pasan con la psicóloga, etcétera; los maestros saben que esto sucede, cómo sucede, cómo ayudar. 

JAD: Y en este sentido, dice, cómo ayudar, qué sucede, cómo pueden entenderlo los propios niños, para ello escribió Quiero ser la que seré, ¿y de qué forma se acercó a este problema? 

SM: Bueno, en ella cuento, en realidad en esta novelita, cuento realmente algunas cosas que a mí me sucedieron, y por ponerte un ejemplo, mira una de mis hijas es disléxica también y yo empecé a reconocer en ella cosas que a mí me pasaron y fui a la escuela a decir, y me dijo la directora: “mire eso se llama dislexia y es tal cosa, ¿no?”. 

Entonces, ahora ya la vida no es tan difícil como era cuando no se sabía que era lo que le pasaba, ahora, te puedo decir algo, ahora todavía muchos padres y algunos maestros no reconocen esta incapacidad para leer correctamente, para entender lo que lees, ¿no? 

MC: Sin embargo, aquí Mari Carmen, María del Carmen logra superar la intolerancia, las problemáticas, porque está rodeada de gente que la ama y llega, bueno, no en el libro, pero llega a convertirse en presidente del Seminario de la Cultura Mexicana 

SM: Así es. 

MC: Es difícil de creer siendo una autora tan reconocida. Bueno, ¿a quién está dirigido este trabajo?, ¿a los padres de familia, a los niños?, ¿de qué forma puede ayudar a una familia con esta...? 

JAD: Al acompañamiento, ¿no? 

SM: Pues, mira yo creo que está dirigido no nada más a la familia, está dirigido a los mismos niños, porque así pueden comprender a compañeros que pasan por lo mismo, o ellos mismos a lo mejor les sucede, te digo a veces la dislexia, además tiene grados, no es muy fácil detectar que un niño o una niña es disléxico, y creo que lo más importante es que siempre con atención y con cariño las cosas se van remediando, yo creo que el buen trato la comprensión. 

Y te digo, sobre todo, ahora en que ya se conoce y se sabe tratar, pues es muy importante detectarlo cuanto antes ¿no?, los niños a veces incluso al hablar dicen una cosa por otra, ahí vas empezando a ver que algo está sucediendo, ¿no?, su cerebro voltea inmediatamente las palabras. 

MC: Oiga y este, Silvia, por qué no nos cuenta un poquito el trabajo que realizó la ilustradora Cecilia Varela, ¿si se parece María del Carmen a la pequeña Silvia Molina? 

SM: No, no se parece, es un personaje muy tierno el que ha hecho la ilustradora, luego, luego puedes descubrir en sus dibujos la personalidad de la niña, me encanta que le haya puesto con lentes, siempre es importante reconocer que hay un poco de todo ¿no?, reconocer lo distinto en los otros, y la verdad es que me gustó mucho su trabajo. 

JAD: El libro está espléndido. Felicidades. Es el Fondo de Cultura Económica que, pues es, eso ya es garantía, mi querido Manuel 

MC: Así es, la colección es A la Orilla del Viento, es el número 233, se llama Quiero ser la que seré, de Silvia Molina, ilustrado por Cecilia Varela. 

Maestra Molina, pues qué gusto platicar con usted de este pequeño volumen, que, seguramente, traerá comprensión y luz a muchas familias 

JAD: Y alegría. 

SM: Así es, muchísimas gracias, les agradezco mucho, y ojalá gusten mí libro. 

MC: Claro que sí, estamos seguros. Un abrazo, hasta muy pronto. 

SM: Un abrazo, gracias. 

Testigo: http://www.emedios.com.mx/testmov/mp3/128277693.mp3

Librería Virtual
Fuente: Radio Educación / México / Ciudad de México Versión para imprimir