tienda

Nota publicada el martes, 28 de noviembre de 2017

Un mito y una angustia
Por: Albero Chimal
Desde hace unos veinte años, cuando comenzó el gran éxito internacional de las novelas de la serie de Harry Potter —escritas por la narradora inglesa J. K. Rowling—, la literatura infantil y juvenil (LIJ) entró en una etapa nueva dentro del medio editorial de Occidente. Durante décadas, o quizá durante un par de siglos, las historias escritas para niños y jóvenes habían existido en abundancia, pero no se les había considerado como una especialidad igualmente meritoria que las de la narrativa para adultos. El triunfo de Rowling y su personaje cambió esta situación: actualmente los grandes autores de LIJ se cotizan de la misma manera que los de cualquier otra vertiente de la edición internacional, y muchos de ellos pueden presumir de tener lectores más abundantes y devotos que los que nunca tuvo un autor para grandes. 

Ocurre así también con los autores mexicanos de LIJ, que hoy tiene figuras señeras como Pascuala Corona o Francisco Hinojosa, incursiones famosas de autores de narrativa general como Juan Villoro o Antonio Ortuño, y especialistas tan diversos y populares como Toño Malpica, Mónica B. Brozon, Jaime Alfonso Sandoval, Ana Romero... 

Algo interesante de esta etapa actual de la LIJ es que, además de volver a contar los grandes temas de la vida humana y de nuestras etapas de crecimiento, también está expandiendo los límites de lo que puede contarse para niños y jóvenes. Esto abarca no solo temas nuevos, antes considerados inapropiados, sino también nuevas formas: nuevos tonos, estructuras y estilos que a veces escasean incluso fuera de la LIJ. Otra escritora mexicana, Martha Riva Palacio Obón, es de las más innovadoras en este sentido, y su obra está llena de propuestas nuevas y sorprendentes. 

Orfeo, su más reciente novela, es un ejemplo. Breve, contundente, a la vez podría leerse como un poema en prosa: la experiencia de sus protagonistas está contada con gran atención a sus sentimientos y sus experiencias subjetivas, que se manifiestan mediante metáforas. Y si esto parece la descripción de una novela intimista, melancólica, de ambiente cotidiano, agrego de inmediato que no lo es. Orfeo, además de actualizar el mito clásico de Orfeo y Eurídice —amantes de grandes hazañas, separados por la tragedia—, lo hace en un escenario futuro, apocalíptico, tras una hecatombe ocasionada por la codicia y la estupidez humanas. Así, un gran tema de la tradición se junta bellamente con una angustia de la actualidad. 

PARA BUSCAR EN LA FIL 

Entre otros libros de Martha Riva Palacio —que de igual manera amplían las posibilidades de la LIJ—, les recomiendo la novela Frecuencia Júpiter (SM) que mezcla mitos contemporáneos con el discurso de la ciencia, o Lunática (FCE), que en 2014 obtuvo el Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños. Si los encuentran, me avisan.
Librería Virtual
Fuente: Milenio Diario / México / Ciudad de México Versión para imprimir