tienda

Nota publicada el viernes, 23 de febrero de 2018

Minería modelo para armar
Por: Concepción Moreno
Nuestra feria del libro más longeva llega a su edición número 39. El Palacio de Minería ya parece insuficiente para la cantidad de visitantes que llegan cada año a esta cita primaveral. Porque dentro ya es primavera: el calor es sofocante entre libros y gente. 

En Minería hay de todo: libros para niños, para profesores, cómics, crónicas literarias y periodísticas —se pueden encontrar todos los libros de Javier Valdez en editorial Aguilar— y decenas de presentaciones de libros. Parece agobiante: lo es. Pero hay tabla de salvación: la nueva app de la Feria, disponible en todas las tiendas digitales, donde aparece todo el programa y uno puede hacer su propia agenda. La app funciona muy bien, al menos en estos primeros días del guateque libresco. 

Las grandes casas editoriales se encuentran todas en la sala principal: Planeta, Grijalbo, Random House. Pero hay que pelar ojo: Sexto Piso, que empezó con un estandcito junto a las escaleras, tiene ya un local grande en el primer piso. 

Pero la primera sala a visitar es la del Fondo de Cultura Económica. De entre toda su variedad de literatura, crítica, ciencia y libros para niños se destaca Última escala a ninguna parte, la obra póstuma del extrañado Ignacio Padilla. Según un comentario del propio autor en la contraportada, Última escala a ninguna parte es un libro extraño, pero no más extraño que mis otros libros

Hay libros para todos los talantes. Un pequeño stand es el dedicado puramente al fútbol. La editorial no podría tener un nombre más adecuado: Futbología. Si le Interesa la vida de Antonio Mohammed o la estrategia de las Chivas, éste es su lugar. Además, ofrecen rompecabezas de los grandes estadios del mundo, Incluyendo al Azteca. 

¿Es usted un buen amante del pensamiento? Albricias: el FCE tiene los libros de filosofía con 20% de descuento. 

En este laberinto minero uno puede cambiar de sabores al Instante: en Educal hay toda una colección de libros de cocina Indígena y popular. Si lo suyo es la comida en la calle, regresando al ala principal, en Selector encontrará La guía de la garnacha, escrita por Lalo Villar. 

Hay humores más académicos, pero no por eso aburridos. El local del Colegio de México ofrece su nueva Historia mínima de México, un volumen que debería estar en toda casa mexicana.

Igualmente Imprescindible es la nueva traducción del mito de Gilgamesh, también editado por el Colmex. 

Pero no hay que ser sentenciosos: también podría estar Entre ruedas y asfalto de Juan Antonio del Monte Madrigal, una crónica de los bikers y la cultura de los coches modificados low rider tan del norte mexicano, editado por el Colegio de la Frontera Norte. 

Hablando de México y su tradición Internacional, hablemos de cocaína. En Grijalbo hay un tomo que se antoja de veras: Mares de cocaína, un reportaje de Ana Lilia Pérez sobre las rutas náuticas del producto favorito de las narices inquietas. 

Como ha crecido el mercado juvenil. Prácticamente todas las editoriales importantes tienen un espacio para los jóvenes lectores. Por ejemplo, Planeta tiene novelas basadas en el video juego Halo colocados estratégicamente junto a la obra completa de Philip K. Dick.

Hay que criar a los lectores. 

Cada año la Feria tiene un estado invitado. Este año es Campeche. La delegación campechana ofrece talleres como Chibaluna, astros en nuestra piel, para niños de ocho a 12 años el sábado 24, o la conferencia La cultura maya y los retos de la educación, el martes 27. 

Si anda a la caza de descuentos, no deje de pasar a Colofón. El catálogo de Anagrama, Páginas de espuma y Galaxia Gutenberg tiene 30 % de descuento. La edición completa de los cuentos de Chéjov está también a precio especial en Colofón. 

Algo que no hay que perderse es el pasillo de las editoriales pequeñas, al fondo de la sala principal. La Cifra Editorial ofrece libros de teoría de género. Un libro fascinante: David Bowie, el esteta que cayó a la Tierra de Juan de la Cruz Bobadilla y Mauricio List, un estudio del arte de Bowle y ambigüedad sexual. 

En la editorial De otro tipo hay libros de realismo suelo muy a la Bukowski, novela negra y curiosamente un libro que hace un estudio del arte virreinal. 

La Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería es hermosa porque sobre todo está enfocada al lector-comprador. Y aunque visitarla en fin de semana es la muerte, siempre valdrá la pena darse la vuelta. Algo hay para todos.
Librería Virtual
Fuente: El Economista / México / Ciudad de México Versión para imprimir