tienda

Nota publicada el lunes, 18 de junio de 2018

Escribe para sus hijos
Por: Dalia Rangel
Sergio Mendoza, personaje trascendental en la serie juvenil “El Libro de los Héroes”, es para su creador, Antonio Malpica, el hermano de tinta de su hijo, Bruno, pues nacieron a la par. El autor lo creó con el anhelo de presentar una buena historia de terror que a su “yo” del pasado y a su hijo del futuro les gustara.

“En los cinco volúmenes de la saga está muy inmiscuida la paternidad, poco a poco va tomando un rol muy importante al grado que casi se convierte en un tratado sobre ello. Estoy seguro que si en ese momento no me hubiera convertido en padre, tal vez no me hubiera desbocado tanto en ese libro”, platica.

Aún antes del nacimiento de su hijo, Malpica ya se había especializado en literatura infantil y juvenil; sin embargo, confiesa, el interés fue aumentando.

“Yo sentí, de alguna manera, cómo se reflejaba en mis historias la paternidad que estaba viviendo porque es cierto que con los hijos te cambia la visión del mundo y, en mi caso, esto se plasmó en mis libros”, comenta el también papá de Marifer.

Además, el ganador de los premios Barco de Vapor y Gran Angular ha transformado sus aventuras cotidianas en relatos.

“Hay temas que recoges hasta de tu propia casa, como ¡Lorenza, Bájate del Perro! que, en realidad, es casi una anécdota que debería de llamarse ¡María Fernanda, Bájate del Perro!, pues Marifer es una niña muy inquieta”.

Para el creador, ser el cuentacuentos de sus hijos, de ahora 10 y 7 años, ha formado parte de su rutina.

“Lo que hemos hecho es leerles mucho, no sólo libros míos, tenemos de muchos autores que de acuerdo a la edad les van encantando, por ejemplo, los de Roald Dahl los tenemos todos y funcionan muy bien para leer en voz alta porque terminas riéndote de todo”, comparte.

Para Toño, el mejor consejo que les puede dar a los padres de familia es que, al igual que pasean con sus hijos en el parque, también los lleven a las librerías y conozcan qué temas les interesan para acercarlos a ellos a través de la literatura.

“La lectura puede ser una actividad de compañía, cuando es compartida es de gran cariño para quien le lees. Yo sugiero que tú mismo, como papá, te enganches con los libros y lean juntos en voz alta. Conforme los hijos van creciendo sólo es cuestión de guiarlos para que, primero leamos con él y luego lo hará él solo”.

Actualmente, el primer autor mexicano en obtener el Premio Iberoamericano SM de Literatura Infantil y Juvenil se dedica a escribir historias breves.

Lean juntos

Malpica recomienda estos textos:

Frankenstein se hace un sandwich, de Adam Rex. Cuando este ser monstruoso tiene hambre y no trae comida, nadie quiere compartir sus alimentos con él.

Charlie y la fábrica de chocolate, de Roald Dahl. La fábrica del señor Wonka guarda muchos secretos y, por fin, un niño y su abuelo podrán entrar a verla.

Un viejo gato gris mirando por la ventana, de Antonio Malpica. (FCE, 2014) Mario quiere saber por qué un limpiaparabrisas es el hombre más feliz del mundo.

Tigre callado escribe poesía, de Monique Zepeda. Metáforas e ilustraciones que abordan temáticas como el amor, la vida y los adultos, entre otras cosas.

La peor señora del mundo, de Francisco Hinojosa. (FCE, 1993) Ponerle fin a las maldades de una de las habitantes de Turambul pone en acción a un grupo de personas.

El Bondadoso Rey
, de Antonio Malpica. (FCE, 2015) Varias experiencias contadas en dos visiones, la de un niño y su abuelo, quienes comparten absolutamente todo.

La Enorme Nada, de María Baranda. (FCE, 2015) Comunicar los sentimientos y emociones tiene un gran poder, sobre todo para los niños.

Mi abuelo el luchador, de Antonio Ramos Revillas. Ignacio enfrentó a vampiros, robots, hombres lobo y conoció a una niña muy especial en la escuela.

Una caperucita roja, de Marjolaine Leray. Una versión distinta del clásico, pues la protagonista actúa de otra manera y te hará soltar varias carcajadas.

Al final, las palabras, de Antonio Malpica. (FCE, 2018) Narra la historia de un grupo de amigos en tres diferentes épocas; todo, en la Ciudad de México.

Librería Virtual
Fuente: pressreader.com / México / Ciudad de México Versión para imprimir