Chaplin

Mariátegui, José Carlos

ISBN: 9786071669452 | Clave FCE: 050344R

$12.00

Mariatégui afirma que "imaginamos siempre a Chaplin en la traza vagabunda de Charlot... siempre listo para la aventura... como un pequeño Don Quijote..." La quimera del oro le sirve a Mariátegui para explicar en este apasionado texto que se trata de "un retorno sentimental al circo, a la pantomima." En otra película genial de Chaplin, El circo, "ha dado como nunca en el blanco... un logro pura y absolutamente cinematográfico". El arte de Chaplin conquista "el máximo de su función hedonística y libertadora... con su sonrisa y su traza dolorida, alivia la tristeza del mundo".

Presentación: RUSTICO
Peso 0.03 kg
Idioma ESPAÑOL
Idioma original ESPAÑOL
Editorial FONDO DE CULTURA ECONÓMICA (FCE)
Año de edición 2020
Colección VIENTOS DEL PUEBLO
Área temática LITERATURA

José Carlos Mariátegui ; ilus. de Ricardo Peláez

Chaplin México : FCE, 2020
18 pp. : ilus. ; 21 x 14 cm., Colección VIENTOS DEL PUEBLO
1. Chaplin, Charles - Vida y obra 2. Ensayos 3. Literatura peruana - Siglo XX

  • José Carlos Mariátegui ; ilus. de Ricardo Peláez

    Nace en Moquegua, en el sur de Perú, el 14 de junio de 1894, cuando su país está viviendo los años convulsos que siguen a la Guerra del Pacífico 1879-1883. En 1909 ingresa en la tipografía del diario La Prensa de Lima, como obrero. A partir de esta humilde tarea, recorrerá toda la escala del oficio, hasta llegar a convertirse en uno de los mayores periodistas de América Latina. En 1925 funda la Editorial Minerva y publica su primer libro. La escena contemporánea, que señala su afirmación como ensayista de estatura continental. A partir de septiembre de 1926 comienza a publicarse mensualmente la revista Amauta, fundada y dirigida por el propio Maríategui. El título señala la orientación indeigenista de la revista, haciendo referencia a la figura de Maestro, del sabio consejero del Inca. En el último año de vida Maríategui se seinte cada día más acorralado. Como se puede documentar a través de su Correspondencia, tuvo el proyecto de trasladarse a Buenos Aires, para aplicarse una pierna ortopédica, y desde allí seguir publicando Amauta. Pero el viaje, ya preparado en sus detalles, queda fustrado por el recrudecimiento repentino de su enfermedad. El 16 de abril de 1930 muere, dejando un aobra inmensa, casi prodigiosa si se compara con su breve vida.