tienda
Buscar por palabra:     De:     a:    

Obra de Rulfo interesa cada vez más en EUA: escritor García Bonilla
Por: Edelmiro Franco. Corresponsal
La obra de Juan Rulfo interesa cada vez más a los lectores y a la academia en Estados Unidos, ya que el autor de Pedro Páramo y El llano en llamas se mantiene vigente en la literatura universal, aseguró el escritor mexicano Roberto García Bonilla. García Bonilla, quien es un estudioso de la vida y obra de Rulfo, participó junto con el escritor colombiano Conrado Zuluaga, en un conversatorio sobre lo real y lo mágico en las obras de Juan Rulfo y Gabriel García Márquez, organizado por el Fondo de Cultura Económica (FCE), filial Colombia.
La obra de Juan Rulfo interesa cada vez más a los lectores y a la academia en Estados Unidos, ya que el autor de Pedro Páramo El llano en llamas se mantiene vigente en la literatura universal, aseguró el escritor mexicano Roberto García Bonilla.

García Bonilla, quien es un estudioso de la vida y obra de Rulfo, participó junto con el escritor colombiano Conrado Zuluaga, en un conversatorio sobre lo real y lo mágico en las obras de Juan Rulfo y Gabriel García Márquez, organizado por el Fondo de Cultura Económica (FCE), filial Colombia.

Con este conversatorio y otros eventos que se realizaron entre abril y mayo, el FCE en Colombia celebró la vida y obra de dos de los más grandes escritores de Latinoamérica: Rulfo, quien este año cumplió 100 años de su natalicio; y Gabriel García Márquez 90 años.

En entrevista con Notimex, García Bonilla dijo que la vida y obra de Rulfo están ganando espacio entre los lectores y la academia de Estados Unidos y esto tiene que ver “con una especie de reconocimiento de la obra que ha sido como una especie de ida y de regreso en Europa y el reconocimiento de muchos escritores”.

“No olvidemos lo que dice alguien como (escritora) Susan Sontag: Rulfo era el escritor más importante en el siglo XX y era el mejor fotógrafo en América Latina. Estas miradas están dando una especie de impacto a los lectores, pero yo creo que básicamente ese impacto es a la academia”, subrayó.

En Estados Unidos ya hay una “pequeña industria académica” frente a la obra de Rulfo, sostuvo García Bonilla, quien recordó que en “1999 Dante Medina calculaba que había unas 400 tesis sobre Rulfo en la academia”.

Estas 400 tesis sobre la vida y la obra de Rulfo en la academia de Estados Unidos puede “parecer poco tomando en cuenta las academias y el número de estudiantes, pero no son pocos tratándose de un escritor mexicano, cuyas obras se habían publicado medio siglo antes”.

Una de las razones para que la vida y la obra de Rulfo impacten en Estados Unidos, es porque cien años después de su natalicio, el escritor mexicano este más vigente que nunca.

La vigencia de Rulfo “está presente en la violencia. Hay una especie de metáfora de que los muertos somos los hombres viviendo, que estamos enajenados y condicionados por el sistema globalizado”, explicó García Bonilla, autor de Un tiempo suspendido. Cronología de la vida y la obra de Juan Rulfo (Conaculta, 2008).

“Somos los muertos -dijo García Bonilla- somos los que tenemos que ir al trabajo, explotados, alienados en nuestra tumba que es nuestro escritorio o en nuestra casa tomando el café y diciendo mira como me pasa esto, como me pasa lo otro. Podemos decirlo pero no podemos ir mucho más lejos, ya no podemos cambiar nada”.

Para el escritor y periodista mexicano (1960), antes “podíamos decir bueno quiero cambiar de trabajo, pero ahora quien se puede darse el lujo de decir, no me gusta este trabajo porque quiero ser más libre y poderoso. No, solamente unos cuantos privilegiados pueden decir eso. Y eso es Rulfo”.

El autor de Pedro Páramo - según García Bonilla- mantiene vivo el cacicazgo, el poder piramidal, el existencialismo y la relación de Amo-Siervo. “Antes tenían nombre y podíamos hablar de un mundo y de una economía que funcionaba, pero ahora ya ni siquiera es eso porque la globalización es un anonimato completo pero es una efectividad atroz”.

“Antes uno iba al restaurante y uno veía que los precios subían cada año o cada dos años. Ahora es cada mes, cada semana está subiendo, porque es un sistema económico que está empujando del mismo modo que los personajes novelescos en Rulfo que están condenados y se pueden dar el gusto de decir lo que piensan, pero además de una manera poética”, dijo el escritor mexicano

La lectura en Pedro Páramo es “poética, nada más es recordar los pasajes de Susana San Juan y ciertos diálogos de ella para que veamos que no es una linealidad, que no está contando de manera directa, no está narrando de manera realista como una novela testimonial, no lo está haciendo”.

La obra de García Márquez, también tiene un impacto, quizá mayor que la de Rulfo en Estados Unidos, lo que se ve reflejado en las ventas editoriales.

“Lo que puedo ver en la obra de García Márquez -anotó- es que cualquier tipo de gente de estrato social lo lee, igual que Rulfo, pero en García Márquez es mucho mayor. Tengo que decir con franqueza que he visto mucho más gente en el metro en México leyendo a García Márquez, que a Rulfo”.

García Bonilla admitió que la obra de Rulfo es más compleja, porque a la primera lectura no la puedes entender. Rulfo siempre está sugiriendo todo el tiempo. Está construyendo un mundo pero hacia abajo, lleno de poesía que no es tan fácil de imaginar”.

“En cambio García Márquez, está contando una historia casi mitológica y al mismo tiempo real. Uno puede leer las genealogías que también existen en Pedro Páramo, pero uno las ve con más evidencia en Cien años de soledad”, enfatizó el escritor.

Fuente: Notimex / México / Ciudad de México

Conmemoran 100 años de “El Universal Ilustrado”
Por: Alida Piñón
Para conmemorar los 100 años del lanzamiento de El Universal Ilustrado, semanario moderno e innovador impulsado por el periódico EL UNIVERSAL, se llevará a cabo el Seminario Periodismo y Cultura que contará con importantes especialistas; además, se realizará una antología coeditada entre el Fondo de Cultura Económica y esta casa editorial.
Para conmemorar los 100 años del lanzamiento de El Universal Ilustrado, semanario moderno e innovador impulsado por el periódico EL UNIVERSAL, se llevará a cabo el Seminario Periodismo y Cultura que contará con importantes especialistas; además, se realizará una antología coeditada entre el Fondo de Cultura Económica y esta casa editorial.

El primer foro del Semanario se llevará a cabo el martes 30 de mayo, a las 13:00 horas, en el Auditorio Pablo González Casanova de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, y contará con la participación de la doctora Yanna Hadatty, investigadora que acaba de publicar el libro Prensa y Literatura para la Revolución. La novela semanal de “El Universal Ilustrado”; el doctor Francisco Peredo Castro, el doctor Antonio Saborit y Julio Aguilar, editor de la sección de Cultura de EL UNIVERSAL y del suplemento cultural Confabulario.

EL UNIVERSAL ha querido emprender una serie de proyectos para celebrar los 100 años de El Universal Ilustrado, una de las publicaciones culturales más referenciales en la historia de la cultura mexicana del siglo XX”, indicó en entrevista Ernesto Velázquez Briseño, director de la Fonoteca Nacional y coordinador de la Comisión del Centenario de EL UNIVERSAL.

Velázquez Briseño recordó que en las páginas de El Universal Ilustrado, cuyo primer número se publicó el 11 de mayo de 1917, iniciaron su carrera los escritores de la generación de Los Contemporáneos, así como figuras de la plástica como Saturnino Herrán, y figuras como José Juan Tablada y José Vasconcelos.

“Es asombroso todo lo que tuvo esa publicación, con su existencia se marcó el destino del periodismo cultural. El año pasado celebramos los 100 años de EL UNIVERSAL. El gran diario de México, ahora pensamos que no debería pasar desapercibida la celebración de los 100 de El Universal Ilustrado”, indicó Velázquez.

Añadió que el Seminario de Periodismo y Cultura estará integrado por tres foros, el primero será un homenaje a la publicación. “Nos acompañan los notables investigadores Yanna Hadatty, una acuciosa investigadora de los contenidos de El Universal Ilustrado; Francisco Peredo Castro de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, el gran Antonio Saborit quien se ha dedicado a estudiar la cultura mexicana del siglo XX, y nuestro editor de Cultura, Julio Aguilar”, dijo.

El siguiente foro a desarrollarse estará dedicado a la actualidad y vigencia de las revistas y suplementos culturales, y el tercero abordará a los blogueros, youtubers y otras especies del periodismo cultural. 

“Queremos reflexionar sobre el pasado y futuro del periodismo cultural, pero también queremos abordar su vigencia porque, por fortuna, EL UNIVERSAL le da un peso importante a la difusión cultura y tenemos un gran semanario, Confabulario”, dijo.

Velázquez informó que Saborit prepara “un extenso estudio” sobre el semanario que antecederá a la antología coeditada con el Fondo de Cultura Económica. “Esperamos que su lanzamiento se lleve a cabo en la próxima edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara”, precisó. 

Fuente: El Universal / México /

Borealis, poesía de Rocío Cerón
Por: Carlos Santibáñez Andonegui
Borealis del FCE es una obra poética compuesta por ocho partes subtituladas. Está escrito en una regulada mezcla de prosa y verso libre. La tercera sección, Cinco partes de una prosecución, está integrada por cinco poemas visuales. De esta manera, por medio de distintos lenguajes artísticos que se integran entre sí, los poemas contenidos en el texto ofrecen una experiencia estelar conjunta.
“Nombrar no es suficiente”, ha dicho Rocío Cerón, he ahí una clave en su modo de performatizar la poesía. Desde su poemario Basalto (Premio Nacional Gilberto Owen 2000), vemos que decidió incorporar en su poética mecanismos fuera de lo tradicional: Soma, Apuntes para sobrevivir al aire, Imperio/Empire (edición interdisciplinaria), Tiento y El ocre de la tierra, entre otros.

Más que transgresión, la llamaría transcreación. “Cueva del habla donde memoria y porvenir enclavan”, Borealis es un viaje lo más al norte, compuesta por ocho partes subtituladas, que comienza cuando una noche, bailando la poeta en el Tropicana mientras todos miraban a la luna; basta una pisada en el pie izquierdo de su pareja para alcanzar con la imaginación velocidades supersónicas de vuelo, radiación a un país que se quiso de gente libre forjado en decisiones aventureras: Tailandia, donde se originara el gato siamés y un viento monzón a cuyo costado un niño afina canto para murmurar plegaria. El país de la sonrisa saludable después de todo.

Como el viaje de afuera, el de dentro: la explosión en pantalla de un pequeño planeta: “pequeña flor de gravedad que previene”, la interna en el abismo del otro, en ese punto de distancia que separa a quien ama, en donde cruje el tiempo.

Tanta elegancia hay en quien ama como en quien viaja, a ambos ofrece la vida “un manto multicolor para cerrar los ojos”.

Existe el trazo, lo seguro en toda estampa de viaje, y a diferencia suya, la trazadura: un reto a los trazados, ya sean “sucursalistas respecto a los estímulos externos o no tengan nada que decir en el concierto mundial de las ideas”.

Si a este viaje sirvió el globo aerostático para tomar aliento, lo que sigue es la suma de vértigos a que mueve a viajar la vida moderna, del asombro al desencanto, en que a veces conviene una deidad del panteón romano para hacerse aterrizar, donde se junte lo extraño con su semejante, como Carmenta, diosa del parto y de la profecía.

Carmen, raíz del encanto, se torna escalofrío, escalofrío en la nuca, terraza nórdica, cosas que sólo revelaría el radar, con el llamado descubrimiento del siglo, los radares guiaron a cámaras ocultas en la tumba del Faraón Tutankamón. La poeta abreva en el cartucho egipcio o shenu a partir de un anillo que ella vio en Museo Británico, símbolo formado por una cuerda ovalada con los extremos anudados, para delimitar el principio y el final de una palabra, abarcando habitualmente el nombre del Faraón, evitando así que se juntara con otras. Shen, en el antiguo Egipto, significaba rodear, representaba la protección eterna. Venía siendo un anillo, bucle estilizado de una cuerda anudada. Acá Rocío lo rescata como anillo turquesa y oro para prevenir la traición propia, con la leyenda: “prevén que el corazón testifique contra su dueño”. La dirección hacia donde mira la figura en el shenu es el inicio de forma, el aliento, la dama Blanca.

¿Por qué la poesía no nos vuelve locos? Porque la salva el signo. Ante una pluralidad de significados, la poesía propone una fijeza de signos. Es como si dijéramos: “Más allá de toda esta excelencia que hay que explicar, lo poético indemniza los daños”. Es una lotería, no un reintegro.

Es así que a Rocío la salva Islandia, a través de “5 partes de una prosecución”, integrada por 5 poemas visuales, que incluyen mapas donde combina lo otro y lo mismo: el ser ahí. De hecho el libro termina con el adverbio ahí, donde todo es posible hasta personas graciosas, mas lo vivido estaría incompleto sin la emoción de conocer los caballos de Islandia en Blöndues, sus glaciares como el Myrdalsjokull, (literalmente: capa de hielo en valle pantanoso), la ciudad de Akranes con su viejo faro, las tierras altas donde se encuentra el glaciar de Vatn ajökull, que es todavía el mayor de Islandia y el segundo de Europa, pero que experimenta ya un retroceso por el calentamiento global, y cuyo fondo, además, esconde volcanes que han estado activos en tiempos históricos.

La sección de Efnistoku conduce a la extracción de fondos marinos, qué derechos que pueda tener el humano sobre el fondo del mar.

La sección de “Cómo adentrarse en el glaciar de Vatnajökull”, obedece a un trazo que podía ser la tónica: “Escribir en nieve/ sustentar el mundo/ o mejor: re-decirlo” en “la palabra nevada arroja hacia un salón de espejos”.

La sección Trances, repite: ¿tiene sentido reconocer la propia muerte?, y responde: “Encajar en un lugar. /Encajar”.

Ha dicho Daniel Bencomo que Borealis es una travesía a la aurora boreal. Cuando nos acercamos al final se nos queda ese algo sudado entre las páginas, sea nieve, redención o misterio. Sólo entonces se hace tangible el relato acerca de un herido que es, creo, símbolo de la condición humana. Un herido que muere, que se va: “A la deriva el rostro: Río y cauda de pensamientos./ Espejo que retiene lo cedido”.

Podría ser Hiperión, el titán que camina en las alturas y que, según la mitología griega, fue el primero en comprender las relaciones entre el sol y la luna a través de cosas como las estaciones y así las explicó a los demás. En todo caso un titán que lucha entre ser más de aquí de este mundo o más de esa familia, con la mirada con que lo viera Hölderlin, y ese ser o no ser le ha abierto una herida, esa herida es lo humano, que nadie cerrará. Total, así somos. Nos congelamos, nos deshielamos, sufrimos, nos redimimos, siempre con el valor de habernos llevado en la aventura: “Tantos soles girando entre las sienes”.

Cerón, Rocío, BorealisFondo de Cultura Económica, (Colección Poesía), México, 2016. (Ilustraciones de la propia autora, Ana Hop y Ari Chávez Chacón.

Fuente: Siempre / México / Ciudad de México

Libro narra hazaña científica de Harvey
Por: José Pablo Espíndola
Por más de mil 500 años, la teoría del médico griego Galeno de Pérgamo sobre la circulación de la sangre estuvo vigente, él creía que la sangre se producía en el hígado, que el corazón no era una bomba, sino simplemente un receptáculo. Fue hasta 1628 que el médico inglés William Harvey rompió con la hegemonía de esa teoría, demolió las ideas anatómicas preservadas desde los tiempos del Imperio romano y se enfrentó a la ortodoxia intelectual. Esta hazaña es presentada en el libro La circulación de la sangre. La revolucionaria idea de Harvey, de Thomas Wright, editado por el Fondo de Cultura Económica (FCE) y traducido por Virginia Aguirre Muñoz. 
Por más de mil 500 años, la teoría del médico griego Galeno de Pérgamo sobre la circulación de la sangre estuvo vigente, él creía que la sangre se producía en el hígado, que el corazón no era una bomba, sino simplemente un receptáculo. 

Fue hasta 1628 que el médico inglés William Harvey rompió con la hegemonía de esa teoría, demolió las ideas anatómicas preservadas desde los tiempos del Imperio romano y se enfrentó a la ortodoxia intelectual. Esta hazaña es presentada en el libro La circulación de la sangre. La revolucionaria idea de Harvey, de Thomas Wright, editado por el Fondo de Cultura Económica (FCE) y traducido por Virginia Aguirre Muñoz. 

Jorge Oseguera Moguel, jefe del Departamento de Cardiología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), asegura que en la historia de la ciencia, en particular en la de la medicina, hay un antes y un después de Harvey. Todo lo que él hizo tiró la teoría de Galeno y puso en entre dicho muchos de los tratamientos médicos que se hacían en esa época, principalmente las sangrías, que era justamente desangrar a la gente para sacar los malos espíritus, entre otras cosas, pero quizá la parte más importante fue que empezó a sentar las bases de una nueva forma de hacer ciencia. 

Oseguera Moguel resalta el valor de Havey al enfrentar a la sociedad del Renacimiento. Se atrevió a ir en contra de lo que era un dogma prácticamente de fe, fue toda una labor titánica. De lo que Harvey se dio cuenta fue que el corazón es una bomba, que el hígado no producía la sangre, que toda la sangre tenía un fluir en forma circulatorio de tal manera que llegaba a los órganos, a los tejidos y regresaba a las venas. 

Para el historiador mexicano José Daniel Serrano Juárez, experto en historia de la ciencia, es importante resaltar que el descubrimiento de la circulación de la sangre está dentro de un marco que conocemos como la Revolución Científica, es un periodo donde se dieron otros avances de la ciencia, como es la postulación de la teoría heliocéntrica de Copérnico o la defensa del mismo sistema de Galileo. Esta época acabó con la enunciación de las Leyes de Gravedad de Newton. El trabajo de Harvey ha sido reconocido como uno de los que planteó cómo se debe hacer el método científico en la medicina. 

De acuerdo con el historiador, un rasgo característico de este libro es que muestra un tipo de biografía novedoso donde no sólo estamos observando cómo el sujeto se enfrenta al mundo, sino que además el autor nos presenta un panorama general de cuáles eran las condiciones de la época, nos explica cómo era Londres en ese entonces, nos describe a la sociedad en la que vivió Harvey y cómo pudo llevar a cabo sus experimentos, es decir, es una biografía histórica en el sentido de que no sólo se centra en Harvey. Aunque es importante el personaje, nos da mucha información de cuáles fueron las condiciones que le permitieron pensar en el corazón como una parte fundamental de la circulación de la sangre. 

El libro está basado en tratados médicos y en discusiones científicas que hubo durante esa época, pero son presentados en forma de diálogos simples, de tal forma que se pueda tener una lectura amena. 

El historiador finaliza al decir que el descubrimiento de Harvey abre la puerta a la nueva medicina porque es donde se empieza a destacar el valor de la experiencia sensible, del experimento, cuando se empiezan a cambiar los conocimientos históricos que teníamos del cuerpo humano. 

Al respecto, Oseguera Moguel comenta que es un hito en la historia de la ciencia en el mundo, y es curioso que todos hablemos del corazón y lo usamos metafóricamente y poca gente sabe realmente como surgió, cómo funciona sin entrar en los terrenos fisiológicos puros. Considero que es falta de curiosidad de la gente, creo que es el gran reto del FCE, el difundir algo así porque es cultura. 

Fuente: El Universal / México /

Creando puentes, derribando muros
Por: Andrea Tirado
Carlos Fuentes y el Reino Unido del FCE es producto del coloquio “Carlos Fuentes: coloquio y celebración”, realizado en el marco del año dual México-Reino Unido. El título haría suponer que se trata únicamente de la relación del escritor mexicano con el Reino Unido, sin embargo, trata de mucho más. El catedrático británico, Steven Boldy, retomó algunos de los trabajos presentados en el coloquio para reunirlos en el presente volumen. A su vez, Carlos Fuentes y el Reino Unido conforma un solo y gran ensayo que conduce, paso a paso, a la aprehensión de Fuentes en toda su amplitud. 
Carlos Fuentes y el Reino Unido,

Steven Boldy (coordinador),

Fondo de Cultura Económica,

México, 2017.

Carlos Fuentes y el Reino Unido es producto del coloquio “Carlos Fuentes: coloquio y celebración”, realizado en el marco del año dual México-Reino Unido. El título haría suponer que se trata únicamente de la relación del escritor mexicano con el Reino Unido, sin embargo, trata de mucho más. El catedrático británico, Steven Boldy, retomó algunos de los trabajos presentados en el coloquio para reunirlos en el presente volumen.

A su vez, Carlos Fuentes y el Reino Unido conforma un solo y gran ensayo que conduce, paso a paso, a la aprehensión de Fuentes en toda su amplitud. Comienza dando las claves para leer al escritor; claves que luego se aplican para analizar sus novelas o cuentos, y finalmente conducir a Fuentes ya no tanto escritor, sino como hombre inmerso en su contexto sociohistórico. Carlos Fuentes y el Reino Unido resulta ser un retrato elaborado pincelada a pincelada, para dar una imagen completa del novelista.

El primer eje temático se ocupa de la constitución de la obra de Fuentes, destacando las constantes de su práctica literaria. Se revela el ejercicio de escritura, reescritura, lectura y relectura presente en Fuentes, así como un continuo enriquecimiento del pasado histórico. Julio Ortega destaca la capacidad de los textos fuentianos para que una obra dialogue con su precedente o su posterior, logrando así lecturas cruzadas, y resultando en una cronología atípica: en un desdoblamiento del tiempo. Dicho desdoblamiento implicaría que Fuentes hubiera escrito sus primeros libros en los últimos, y por lo contrario, que sus últimos libros fueran los primeros: “una narrativa cuyo tiempo discurre hacia delante”.

Otra clave de lectura es la que propone Olivier al analizar la escritura paródica de Fuentes, más específicamente en El naranjo. Olivier señala las tergiversaciones burlescas que interpretan los relatos de los cronistas de los siglos XV-XVI, liberándolos así de toda afirmación y verdad absoluta de los acontecimientos que describen.

El segundo eje aborda directamente los textos de Fuentes: “la exégesis textual”. Se manifiestan las características propias de los textos, o si se prefiere, las temáticas –fetiches– presentes una y otra vez. Mediante el análisis se exponen las principales líneas temáticas: el encierro-cautiverio o laberinto en Carolina Grau y en Cumpleaños; o bien, características de otra índole como el “gótico mexicano”, en el cual Fuentes se sitúa como uno de los iniciadores, según Hernán Lara Zavala. Lara afirma que en el caso de Fuentes, a lo gótico, (tomando como referentes a Goethe, Schelling o Stoker) se le suma la integración de la mitología de personajes y escenarios mexicanos. Lo gótico recorrerá la obra del novelista desde Chac Mool hasta Aura, para culminar con Inquieta compañía, con el cual, según el ensayista, termina su ciclo gótico.

El tercer eje presenta a Fuentes como escritor y como persona, y por tanto, su pensamiento y sentir sobre el mundo que lo rodea. Por ejemplo, Rafael Rojas contextualiza su creación literaria destacando que su producción se realizó, en buena medida, durante la intersección de la Revolución mexicana y la cubana. Rojas destaca que su poética literaria tuvo que ver con una comparación y discernimiento entre ambas revoluciones; menciona también que su interés por la Revolución cubana tuvo más que ver con el efecto revitalizador que percibía Fuentes sobre algunos de los valores tradicionales del nacionalismo mexicano, como el rechazo al intervencionismo de Estados Unidos en América Latina. Se enlaza así la lectura con el penúltimo ensayo: Íntimos enemigos: Carlos Fuentes y los Estados Unidos.

Maarten van Delden es quien retrata la compleja relación de Fuentes con el vecino del norte. Van Delden revela que la discriminación antimexicana en Estados Unidos jugó un papel clave en la construcción de su identidad mexicana. El escritor fue un fuerte crítico de la cultura estadunidense, en ocasiones, sus obras de ficción lo retrataban como un país etnocentrista y desinteresado por el mundo exterior. Aunque no faltó la presencia de Estados Unidos en su obra, no es sino hasta Gringo viejo y La frontera de cristal que, según Van Delden, Fuentes hace de la relación entre ambos países el tema central. Gringo viejo se presenta como una novela esencial hoy en día, la cual aboga por una mejor comprensión entre los dos países: después de haber vivido en México, Harriet declara: “Yo quiero aprender a vivir con México, no quiero salvarlo.” Está por demás decir que en los tiempos actuales dicha afirmación cobra especial relevancia.

En el último ensayo, Fuentes y la ecocrítica, se hace más patente su llamado a la tolerancia y a la convivencia con el otro. Fuentes manifiesta, según Heike Scharm, que debido a su diversidad cultural, México está mejor preparado para el mundo globalizado del siglo XXI, el cual exige la capacidad de vivir con la otredad; desafío vigente, pues todavía no se ha aprendido a convivir con esa otredad. Para Carlos Fuentes la literatura podría ayudar a sobrepasar dichos conflictos dado que ésta cumple la función de antídoto para la creciente violencia en el mundo: implica despertar interés por los demás diferentes y establecer lazos con otras culturas.

Más generalmente, Carlos Fuentes propone a la cultura como remedio para el mundo fragmentado: la cultura crea espacios de colaboración y cooperación, no por nada la diplomacia se ha empeñado en ese objetivo. En un mundo en donde cada vez más pesan los muros y, más que físicos, mentales, se debe recurrir a la cultura, a la educación, a la literatura, para aprender a vivir con tolerancia. Se debe (re)valorar la capacidad de entendimiento y cooperación inherente a la cultura para poder construir puentes por encima de los muros que pretenden separarnos.

Fuente: La Jornada / México /

Tres para llevar
Por: Alberto Medrano
Fábulas e historias de estrategas (FCE), Premio Bellas Artes de poesía Aguascalientes, es el nuevo libro de Renato Tinajero, poeta nacido en Tamaulipas. Este poemario se caracteriza por su libertad versicular y por la musicalidad en cada una de sus páginas, así como por su intertextualidad con el ajedrez, columna vertebral de este título. 
Fábulas e historias de estrategas, Premio Bellas Artes de poesía Aguascalientes, es el nuevo libro de Renato Tinajero, poeta nacido en Tamaulipas. Este poemario se caracteriza por su libertad versicular y por la musicalidad en cada una de sus páginas, así como por su intertextualidad con el ajedrez, columna vertebral de este título. Podría decirse que es un libro geométrico, analítico, muy pensado, en suma, pero su flexibilidad metafórica y la prosodia que lo componen lo salvan de ser una simple alegoría del juego del jaque y mate. Como en casi todo el libro de poesía, el lenguaje es la pieza clave: su forma, el uso y la capacidad para transgredirlo. Este caso no es la excepción. Tinajero compone un libro habitado por coordenadas, letras, números que marcan mi posición en el tablero, donde una palabra sola, dicha en sueños, es azar. Como su nombre lo indica, este universo poético tiene muchas de narrativa, visto desde la óptica de fábulas e historias.

TÍTULO: Fábulas e historias de estrategas
AUTOR: Renato Tinajero
EDITORIAL: Fondo de Cultura Económica, México, 2017; 92 pp.

Fuente: Excélsior / México / Ciudad de México

Cuál libro
Por: Redacción
De Cádiz a Querétaro. Historiografía y bibliografía del constitucionalismo mexicano de Catherine Andrews (FCE), ensayo que analiza el pensamiento constitucional mexicano a la luz de las principales fuentes para su estudio. Éste se estudia desde sus orígenes -en Cádiz- hasta su consecución en la Constitución vigente, dando cuenta de los elementos constitutivos de cada una de ellas y el hilo conductor que las une. La parte final es una amplia bibliografía sobre el tema.
1. DE CÁDIZ A QUERÉTARO
Catherine Andrews (FCE)

Analiza el pensamiento constitucional mexicano. Éste se estudia desde sus orígenes -en Cadiz- hasta su consecución en la Constitución vigente, dando cuenta de los elementos constitutivos de cada una.

Fuente: El Universal / México / Ciudad de México

Publica el Fondo Obras completas. Terra Nostra, de Carlos Fuentes

Por: Notimex

Son 25 años de la Colección A la Orilla del Viento

Por: REDACCIÓN FCE