tienda
Buscar por palabra:     De:     a:    

Testigo privilegiado
Por: Érika Pérez Bucio
Recibió la llamada de Jacques Francais, el principal comerciante de instrumentos de cuerda en Nueva York, capaz de distinguir un auténtico Stradivarius con una sola mirada. Tengo un violonchelo que a lo mejor te interesa, le anunció. En su siguiente viaje a Nueva York, Carlos Prieto fue a verlo a su taller cerca del Carnegie Hall. Allí le presentó el Piatti, un Stradivarius de 1720, del que había oído hablar, y encerró al músico en un cuarto para que lo probara con calma. 
Recibió la llamada de Jacques Francais, el principal comerciante de instrumentos de cuerda en Nueva York, capaz de distinguir un auténtico Stradivarius con una sola mirada. Tengo un violonchelo que a lo mejor te interesa, le anunció. En su siguiente viaje a Nueva York, Carlos Prieto fue a verlo a su taller cerca del Carnegie Hall. Allí le presentó el Piatti, un Stradivarius de 1720, del que había oído hablar, y encerró al músico en un cuarto para que lo probara con calma.

A los cinco minutos, Prieto abrió la puerta decepcionado: Este violonchelo no me interesa en lo absoluto porque no suena. A lo que el comerciante replicó: No suena porque ha estado silencioso durante un año. Le reveló de paso el secreto para devolverle su esplendor: tocarlo todos los días. 

Lo adquirió, finalmente, el 23 de julio de 1979. Después de unos ajustes y reparaciones, ninguna de importancia, a caigo del laudero René Morel, le fue entregado el Piatti a principios de 1981. Es llamado así por uno de sus más famosos usuarios: Alfredo Piatti, compositor y violonchelista italiano del sido XIX. El instrumento lo acompaña desde entonces. 

Prieto ha estrenado 107 obras de compositores en todo el munda Ha contribuido a ampliar el repertorio para el instrumento. A sus 80 años ofrece unos 60 conciertos al aña Pero tocaba casi 100 cuando el Piatti llegó a sus manos. 

En sus casi 300 años de vida, el Piatti ha sido testigo además de notables encuentros. Quizá es el único violonchelo que lia estado en manos de un Nobel de Literatura. El violonchelo era el instrumento favorito de Gabriel García Márquez, quien lo tuvo en sus manos y pulsó sus cuerdas. Nunca en su larga historia fue tocado el Piatti por un intérprete más novato ni más brillante, escribió Prieto en Las aventuras de un violonchelo (FCE), la biografía que escribió sobre su instrumento, siguiendo su pista, durante casi 10 años;, por Inglaterra, Estados Unidos, Alemania, España e Irlanda. 

Prieto hace ver que son casi humanos los términos que describen la anatomía de los instrumentos de cuerda: cabeza, cuello, cuerpo, costillas, hombros, caderas e inclusive, un alma. Pero su violonchelo posee además nombre de mujer. 

Era un lío para las aerolíneas emitir un boleto para un instrumento que por su fragilidad no podía ir con el resto del equipaje ni por sus dimensiones en la cabina. Siempre perdía de 30 a 40 minutos en el mostrador hasta que su esposa María Isabel sugirió comprar el boleto a nombre de Chelo Prieto, Santo remedia No sólo acumula millas en algunas aerolíneas, sino que hasta en una ocasión, un simpático empleado de mostrador en Estados Unidos, desconcertado al escuchar que en el estuche viajaba Ms. Chelo Prieta quiso saber su edad. Al enterarse de que casi rozaba los 300 años, decidió otorgarle el descuento para pasajeros de la tercera edad. 

María Isabel, madre de sus hijos Carlos Miguel, Isabel y Mauricio, es la compañera en sus frecuentes viajes. Y en el más importante: su transición de ingeniero a músico de tiempo completo, que inició en 1975. 

Estaba convencido de lo que quería, de cuál era su vocación, yo le dije: adelante, vamos. Pasé de ser esposa de un ingeniero a esposa de un músico, evoca María Isabel. 

Existe una fotografía familiar de su casa en SanAngel donde Prieto, al año de edad, está parado sobre una silla y, más que sostener el violonchela parece detenerse de él.
Mientras que su madre Cécile Jacqué, su padre Carlos Prieto y su abuelo Máurice Jacqué tocan los violines y la viola. No demorarían mucho en tocar como cuarteto.

Prieto empezó con el instrumento a los cuatro años y, a los \7, cuando terminó sus estudios en el Liceo Franco Mexicana ya había dado conciertos en pública Con buenas notas en física y matemáticas, decidió intentar ingresar al Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Sabía que era difícilísimo que me aceptara. El asunto no me preocupaba mucho, porque si no era aceptado, ya estaba trazado mi camino con el violonchelo, narra en entrevista el músico de 80 años. 

Pero el MIT lo aceptó. Ingresó en septiembre de 1954. Terminó las carreras de Ingeniería y Economía, sin abandonar la música. Era el primer violonchelo y solista de la orquesta sinfónica del instituto. Tenía a su disposición una fantástica biblioteca musical, donde descubrió obras del repertorio. Ahí escuchó por primera vez una sinfonía de Shostakovich y también aprendió rusa Cuando regresó a México, empezó a trabajar como ingeniero en la Fundidora Monterrey. Luego, se mudó a Monterrey, donde era subdirector de producción de la planta de acera El violonchelo quedó relegado a un segundo lugar. 

Pasáronlos años y, enla década de los 70, ya era un prominente hombre de negocios en Méxica director general de Fundidora Monterrey y presidente de diversas organizaciones patronales.
Por las noches, estudiaba un par de horas Sacaba el instrumento y crecía el arrepentimienta Sentía haber traicionado su vocación musical. 

Hasta que un día tomó una decisión radical tras una profunda crisis interior. Dejaría sus actividades industriales y empresariales para consagrarse a la música. 

Sus amigos en la industria pensaban que había perdido el equilibria Decían que en un año estaría de vuelta en el trabajo; sus amigos músicos pensaban que se daría cuenta de lo difícil que es la profesión y, al cabo de un año, retomaría sus actividades como industrial.

Van 40 años y nunca me he arrepentido, dice el música sentado junto al estuche con su violonchelo Goffriller de 1725, que al igual que el Piatti ostenta el nombre de Chelo Prieto. 

Compensaría los años perdidos con trabajo ardua Nos encerramos, yo me puse a jalar para que él pudiera dedicarse nada más al estudio, narra su esposa María Isabel. Pasó largos meses estudiando con Pierre Fournier, en Ginebra, y varios veranos con Leonard Rose en Nueva York. Poco a poco comenzó a tocar con mayor frecuencia en México y en el extranjero.

Leonard Rose le hablaba con frecuencia de su distinguido alumno Yo-Yo Ma, más joven. Y a Yo-Yo Ma, del ingeniero del MIT que bajo su dirección se proponía convertirse en violonchelista profesional. 

El encuentro entre ambos se produjo en 1983, a la muerte de Leonard Rose, en el homenaje que se le rindió en la Escuela Juilliard en Nueva York. Una amistad forjada arriba y abajo del escenario y que ha resultado en una serie de obras dedicadas a ambos músicos. 

Como la suite para dos violonchelos que Prieto encargó al mexicano Samuel Zyman, profesor en la Escuela Juilliard. El violonchelista no conocía de ninguna obra de ese estilo, y menos de un compositor latinoamericano. Estuvo lista en agosto de 1999. La tocaron por primera vez en una cena en Nueva York a la que los Prieto fueron invitados por Yo-Yo May su esposa Jill, Y en pública por primera vez, en Monterrey en 2006. Y, desde entonces, la ha tocado con su entrañable amigo en Méxica Sudamérica, Estados Unidos y España. 

Carlos Prieto es mi héroe. Aquí está el por qué: de intelecto aventurero, de mente curiosa, leal de corazón, noble de espíritu, valeroso en la perseverancia, moral en su conducta, apasionado en la vida. ¿Podría pedirse algo más?, lo define Yo-Yo Ma en unas cuantas líneas, enviadas por correo electrónico.

 El retrato que ofrece Prieto de Yo-Yb Ma bien podría aplicarse a él mismo : A diferencia de numerosos colegas músicos, que saben mucho de música y muy poco fuera de ese campo, Yo-Yo se interesa por las más variadas disciplinas En adición a sus estudios musicales, hizo la carrera de Historia en la Universidad de Harvard. 

Es un hombre del Renacimiento, capaz de hacerlo toda Un músico maravilloso que conoce ampliamente el repertorio y ha encargado nuevas obras para violonchelo, sobre todo a compositores mexicanos?, añade Zyman, quien le ha escrito no menos de siete obras. 

Las aventuras de un violonchelo (FCE, 2011) es uno de sus diez libros publicados hasta ahora. Cuando viaja, además de cuerdas de repuesto y dos arcos, en previsión de algún accidente, lleva el iPhone que hace tiempo sustituyó a las pequeñas libretas donde hacía rápidas anotaciones que después revisa, amplía y ordena. A bordo de aviones ha escrito buena parte de sus libros. 

Es el único músico en el universo de las 22 academias de la lengua española. Se concibe como un enamorado de las palabras. En Cinco mil años de palabras (FCE) trazó un recorrido por la historia de la escritura. Esa obra le abrió las puertas de la Academia Mexicana de la Lengua (AML), propuesto por el filósofo Ramón Xirau, el historiador Miguel León Portilla y el poeta Eduardo Lizalda Es uno de los más asiduos alas sesiones de la corporación, salvo que esté de gira. 

Es un estudiosa un hombre de rigor que se nota. Tiene 80 años y vea usted cómo ejecuta. Tiene una disciplina que lo hace trabajar todos los días no sólo en su instrumento, sino también en la investigación sobre el libro que vaya a publicar, alaba Jaime Labastida, director de la AML.

Publicó su primer libro Cartas rusas en 1965 en una edición privada. Surgió de su primer viaje a la extinta Unión Soviética Su interés por Rusia había despertado durante su estancia en el MIT por Shostakovich -a quien trató y dedicó el libro Dmitri Shostakovich Genio y Drama. (FCE, 2013)

Su dominio del ruso lo llevó a servir como intérprete de Anastás Mikoyan, viceprimer ministro soviético en la era de Kruschev, en su visita a México en 1959. Mikoyan, al despedirse, le ofreció estudiar en la prestigiosa Universidad Lomonosov de Moscú. Pero la oferta demoró dos años en concretarse. La tardanza, culpa de la burocracia soviética, hizo que Prieto fuera testigo de la crisis de los misiles de 1962 entre Estados Unidos y la Unión Soviética por el descubrimiento de bases nucleares en Cuba, y del único viaje de Igor Stravinsky, amigo de la familia, a su natal Rusia desde su partida en 1912. 

Sus memorias desde aquella primera estancia hasta el colapso soviético aparecieron en un libro posterior: De la URSS a Rusia. (FCE, 1993)

Si en ese libro narró el ocaso de una potencia, en Por la milenaria China. Historias, vivencias y comentarios contó el ascenso de un gigante. Con el Trío México ofreció su primer recital en Beijing en 1979. Era el primer ensamble de cámara occidental invitado desde la Revolución Cultural (1966-1976) cuando se prohibió la música occidental, cerró el Conservatorio de Pekín y casi desaparecieron las orquestas. 

Prieto se sabe un testigo privilegiado de su tiempo. Su más reciente entrega es Mis recorridos musicales alrededor del mundo. La música en México y notas biográficas (FCE, 2017). En la portada aparece con el instrumento a cuestas como testigo de su pasión. Su hijo, Carlos Miguel Prieto, alaba su gran musicalidad, siempre sincera y honesta, un amor sin límites por la música, una disciplina impactante y una curiosidad que no termina nunca. El director de orquesta es, además, violinista en el Cuarteto Prieto con su padre, su tío y su prima Prieto, custodiado por su violonchelo que reposa en el estuche, anuncia; Todavía hay montañas por escalar. ? 

Fuente: Reforma / México / Ciudad de México

El Fondo de Cultura, otro ganador de los Premios Ciudad
Por: Redacción
Una de las categorías que se presentaron dentro de los Premios Ciudad en octubre pasado fue la de Actividad para niños y el ganador fue el Fondo de Cultura Económica (FCE) y su programa  “El fondo visita tu escuela”.
Una de las categorías que se presentaron dentro de los Premios Ciudad en octubre pasado fue la de Actividad para niños y el ganador fue el Fondo de Cultura Económica (FCE) y su programa  “El fondo visita tu escuela”.

Este programa del Fondo de Cultura Económica, con apoyo de la Secretaría de Educación Pública, lleva a autores infantiles, juveniles y narradores orales a los 70 centros educativos de la Ciudad de México con el fin de acercar a los alumnos a las bibliotecas escolares y públicas.

Además distribuyen colecciones de libros a las bibliotecas escolares e imparten seminarios para profesores.

Gracias al proyecto que el Fondo de Cultura Economía está impulsando, no cabe duda que el reconocimiento por parte de Premios Ciudad era de merecerse.

Conoce más en la página del Fondo de Cultura.

Fuente: maspormas.com / México /

José Sarukhán y Julia Carabias invitan a reflexionar sobre el cambio climático
Por: Redacción
Todos los jóvenes, sin importar a lo que quieran dedicarse, así estudien arquitectura, arte, medicina, derecho, contabilidad, deben estar informados sobre la problemática del cambio climático, para sumarse así a la solución y no seguir siendo parte del problema. Ante el numeroso público que se congregó en la gran fiesta del libro del Parque Bicentenario, Sarukhán y Carabias comentaron algunos de los impactantes datos que forman parte de la investigación que realizaron en colaboración con el ganador del Premio Nobel, Mario Molina, titulada El cambio climático. Causas, efectos, soluciones y que se edita con la colaboración con la SEP, el Conacyt y el Fondo de Cultura Económica.
Todos los jóvenes, sin importar a lo que quieran dedicarse, así estudien arquitectura, arte, medicina, derecho, contabilidad, deben estar informados sobre la problemática del cambio climático, para sumarse así a la solución y no seguir siendo parte del problema.

Así lo expresó el biólogo e investigador José Sarukhán  al ofrecer la tarde del 16 de noviembre, junto con su colega Julia Carabias, la conferencia El cambio climático explicado a los jóvenes en el Foro Café y Letras, donde se reunieron decenas de jóvenes que actualmente cursan la secundaria y la preparatoria.

Ante el numeroso público que se congregó en la gran fiesta del libro del Parque Bicentenario, Sarukhán y Carabias comentaron algunos de los impactantes datos que forman parte de la investigación que realizaron en colaboración con el ganador del Premio Nobel, Mario Molina, titulada El cambio climático. Causas, efectos, soluciones y que se edita con la colaboración con la SEP, el Conacyt y el Fondo de Cultura Económica.

Sarukhán afirmó que por lo general se habla del cambio climático como si fuera un tema que atañe sólo a ciertas áreas como la biología o la ciencia, cuando en realidad es un fenómeno que afecta a todos por igual.

“Cuando se habla de esto se tiende mucho a relacionarlo con la rama de la biología, pero sobre todo los jóvenes deben tener la información para saber que todas las profesiones se pueden unir para hacer un frente común para luchar contra el cambio climático. Un contador puede hacer mucho, un abogado, no hay frente que no sea útil, por eso la educación sobre este tema es el primer paso”.

Refirió que los jóvenes deben saber que actualmente los intereses económicos en el mundo crean un panorama sumamente difícil, porque las industrias del petróleo y otras tantas son muy contaminantes.

Mencionó que el modo de vida basado en estos intereses está acumulando cada año 3700 millones toneladas de dióxido de carbono (CO2) por el consumo de gasolina, diesel etc., y hay una clara influencia para que esto se mantenga y no cambie, de ahí que uno de los caminos por los que todos podemos comenzar es convirtiéndonos en consumidores inteligentes, pero al mismo tiempo crear una cultura donde no se apoye a los círculos o empresas que afectan el medio ambiente.

“Los jóvenes pueden dejar de comprar esos productos de industrias o empresas que saben que tienen un impacto ambiental, su rechazamos algo que nos venden y que está dañando al planeta la empresa tendrá que hacer algo por mejorarlo. El consumo es lo que está en manos de la gente, de todos, y es una herramienta que podemos utilizar para cambiar las cosas”.

Por su parte, Julia Carabias afirmó, como estudiosa de la biología, que los jóvenes están heredando un planeta con una huella ecológica muy profunda, una herida que va a pasar la cuenta de la irresponsabilidad que ha existido a lo largo de los años en el manejo de nuestros recursos y en el cuidado del planeta.

Fuente: eluniversal.com.mx / México /

Especialistas defienden el poder del arte como herramienta de transformación
Por: Redacción
Arte para la convivencia y educación para la paz. Publicado en la Biblioteca Mexicana del Fondo de Cultura económica, en coedición con la Secretaría de Cultura, incluye un recuento de 13 experiencias de intervención en el ámbito comunitario, a través de las artes en diversas geografías: México (Ciudad Juárez, Guadalajara, Morelia), Colombia, España y Portugal.
Una compilación de ensayos de especialistas en diversas disciplinas que fundamentan que el arte toca todos los aspectos de la vida cotidiana y es una herramienta de transformación, ha sido reunida en el libro Arte para la convivencia y educación para la paz.

Durante la presentación del ejemplar coordinado por Lucina Jiménez, directora General del Consorcio Internacional Arte y Escuela (ConArte), los especialistas Clara Jusidman, Jorge Sánchez Cordero, José Alfonso Suárez del Real y la actriz Dolores Heredia, coincidieron en que el arte es un derecho humano que propicia calidad de vida y convivencia.

Publicado en la Biblioteca Mexicana del Fondo de Cultura económica, en coedición con la Secretaría de Cultura, Arte para la convivencia y educación para la paz incluye un recuento de 13 experiencias de intervención en el ámbito comunitario, a través de las artes en diversas geografías: México (Ciudad Juárez, Guadalajara, Morelia), Colombia, España y Portugal.

Los especialistas hablan desde experiencias puestas en marcha en cuatro países y, a través de un enfoque metodológico, permite comprender cómo el arte y la cultura se pueden promover nuevas formas de relación social, gestionar las diferencias, recuperar o instaurar la paz.

Para la investigadora y activista en derechos humanos, Clara Jusidman Rapaport este libro propicia la transformación profunda de sociedades violentas en sociedades de paz, teniendo como herramientas sociales al arte y la cultura, para recuperar valores de solidaridad, respeto de reglas y convivencia.

Finalmente, el periodista y político mexicano José Alfonso Suárez del Real mencionó que el libro es una gran guía que abre horizontes para construir una cultura de paz y respeto a los derechos humanos.

Arte para la convivencia y educación para la paz es el primer libro en América Latina que fundamenta por qué y cómo es que las artes entendidas como derecho humano construyen resiliencia y capacidad de transformación en niños, adolescentes, jóvenes, mujeres comunidades migrantes y en condiciones de vulnerabilidad, y personas con discapacidad.

Fuente: oncenoticias.tv / México /

Tema en literatura infantil y juvenil
Por: Guillermo Guarumo
A lo largo de su ponencia La migración: una mirada desde la literatura infantil y juvenil como parte del VIII Encuentro de Bibliotecarios; Fanuel Hanán Díaz, dividió las publicaciones en siete categorías: Fronteras; Travesías; Desplazamiento; Partida; El otro; La memoria y Un lugar sin nombre. En Desplazamientos, por ejemplo, se integran libros que abordan los elementos que impulsan la decisión de migrar, tal es el caso de ¿A dónde van?, editado por el Fondo de Cultura Económica y Migrar, el cual reproduce el encuadernado de los códices. 
La migración es un tema actual que debe ser trabajado desde la literatura para niños, consideró el crítico literario venezolano Fanuel Hanán Díaz al impartir su conferencia La migración: una mirada desde la literatura infantil y juvenil como parte del VIII Encuentro de Bibliotecarios.

Desde el Auditorio Tláloc del Museo Nacional de Antropología e Historia y en el marco de la 37 Feria Internacional de Libro Infantil y Juvenil, el experto en el tema del libro ilustrado en América Latina compartió con los asistentes parte de su investigación y análisis de 24 libros que tienen como eje el desplazamiento en diferentes formas.

Son libros ideales para fomentar conversaciones sobre temas controversiales, ayudan a generar opinión, ensanchan el concepto del mundo, en cuanto a la globalización, y detonan ejercicios de escritura creativa, como cartas a los personajes de ficción y crónicas.

Además, -dijo el investigador-, aseguran un encuentro estético con la realidad, generan respuestas lectoras, permiten construir la noción del otro y registran testimonios de vida profundos, pues nos acercan al alma humana.

A lo largo de su ponencia, Fanuel Hanán Díaz dividió las publicaciones en siete categorías: Fronteras; Travesías; Desplazamiento; Partida; El otro; La memoria y Un lugar sin nombre.

Sobre el concepto de frontera, señaló que trasciende el desplazamiento físico de un lugar a otro y la infancia se vuelve un territorio fronterizo, entre la adultez, entre la inocencia y la experiencia en la que hay fronteras imperceptibles, como el punto de inflexión que te hace abandonar la infancia.

A manera de ejemplo mencionó los libros Mis 130 apellidos, de Irene Vasco y Travesías. Catorce inmigrantes en México, de Norma Muñoz Ledo.

En la categoría de Travesías destacó que el desplazamiento físico es un motivo preponderante en los libros sobre migración en los que es recurrente hablar de las penurias y las experiencias limites en estos viajes como se puede constatar en los libros Dos conejos blancos, de Jairo Buitrago y La noche más noche, escrito por el cubano Sergio Andricain.

En Desplazamientos se integran libros que abordan los elementos que impulsan la decisión de migrar. La guerra, persecución, narcotráfico, reclutamiento, los desastres naturales, sistemas de gobierno, hambre y pobreza, son algunos de los factores.

Es el caso de ¿A dónde van?, editado por el Fondo de Cultura Económica y Migrar, el cual reproduce el encuadernado de los códices. 

Fuente: Unomásuno / México /

Con Digital Lee ya no habrá pretextos para decirle no a la lectura
Por: Karla Gómez
Digital Lee es una plataforma realizada por la Red de Bibliotecas Públicas, que tiene como finalidad proporcionar de manera gratuita libros novedo­sos de diversos géneros e intereses a lectores. Algunas de las editoriales suma­das a este proyecto que inició desde hace dos años pero que ya comienza a repuntar entre los gustos de los usuarios son: Alfaguara, Fondo de Cultura Económica, Editorial Crí­tica, Alba Editorial y Planeta Co­lombia.
Digital Lee es una plataforma realizada por la Red de Bibliotecas Públicas, que tiene como finalidad proporcionar de manera gratuita -en idioma español- libros novedo­sos de diversos géneros e intereses a lectores, por lo que, esta nueva aplicación permitirá llegar a más sectores y edades.

Algunas de las editoriales suma­das a este proyecto que inició desde hace dos años pero que ya comienza a repuntar entre los gustos de los usuarios son: Alfaguara, Fondo de Cultura Económica, Editorial Crí­tica, Alba Editorial y Planeta Co­lombia.

Por ello, en esta página que cuenta con alrededor de 5 mil 459 libros, los y las interesadas pueden acceder después de hacer el registro en línea www.digitalee.mx, y comenzar a vivir esta aventura que cuenta con la oportunidad de contar con dos libros por 21 días, tiempo que dura el préstamo y posteriormente sus­cribirse a otros títulos.

En entrevista, Ramón Mancilla, jefe de la oficina de Fomento a la Lectura del Consejo Estatal para las Culturas y las Artes de Chiapas, da a conocer que con este sistema de fomento a la lectura le dan auge a los jóvenes que tienen acceso a inter­net, ya que cada días es más común que cuenten con un dispositivo electrónico.

Debido a ello, se propicia hacer uso de esta ciberpágina y con ello, no negarse a las ventajas que ofrece, sobre todo porque ya no se gastará en la compra de un ejemplar.

“Este portal no te permite tener en sí el libro, ni descargarlo, pero pue­des leerlo. El libro impreso nunca va a ser suplido por estos formatos, pero es una ventanita para acercar­se ”, afirma.

En tanto, resalta que un libro brin­da la posibilidad de reconocernos y entender al otro; también ofrecer herramientas, como: viajar, razo­nar y ser más humano: “En la medi­da que la gente lea, la sociedad va a ser mejor”.

Por otro lado, refiere que en el último estudio que hizo el Conse­jo Nacional para las Culturas y las Arte, hoy Secretaría de Cultura, se tenía el índice de 5.3 libros leídos por persona al año. Sin embargo, la Red Nacional de Bibliotecas Públicas le apuestan a que sean más personas que lean; por esto, actualmente cuentan con Parali­bros, Salas de Lecturas y capaci­tación a Promotores de Lectura: “Ofrecer libros a todos aquellos que quieren promover los libros, no tanto para subir los índices de lectura sino para que le gente se forme hábitos de lectura.”

Fuente: diariodechiapas.com / México /

<noviembre de 2017>
dlmmjvs
2930311234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293012
3456789

Publica el Fondo Obras completas. Terra Nostra, de Carlos Fuentes

Por: Notimex

Son 25 años de la Colección A la Orilla del Viento

Por: REDACCIÓN FCE