FCE

 

 

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

presídium
 
LA VOZ PRESÍDIUM, con el sentido de 'mesa de honor' o 'presidencia', está totalmente incorporada en el español mexicano actual, sobre todo en los registros de lengua, hablada o escrita, más o menos formales. Se trata de un vocablo que no aparece en los diccionarios generales de la lengua española, los que consignan ciertamente la voz presidio, procedente del latín praesidium, y que tiene varios significados: 'guarnición de soldados', 'ciudad o fortaleza que se podía guarecer con soldados', 'establecimiento penitenciario', 'conjunto de presidiarios', 'pena consistente en la privación de la libertad', 'auxilio' o 'ayuda'. Evidentemente ninguna de estas acepciones tiene relación alguna con el significado de presídium, en México, en las expresiones que suelen emplear los oradores cuando comienzan sus discursos: "Señor secretario, señores del presídium, señoras y señores..."
        Ahora bien, si acudimos a un diccionario latino, veremos que praesidium tampoco tenía en esa lengua el sentido de 'presidencia', sino más o menos los mismos que conservó en español la voz presidio. Por tanto, en el uso mexicano no se está rescatando, como alguien podría pensar, un venerable latinismo, aunque alguna distante explicación podría encontrarse en el origen de praesidium, que parece provenir del verbo praesidere, que significaba 'estar sentado delante o el primero', donde ya puede verse alguna relación con el presídium ('presidencia') del español mexicano, relación que se muestra con mayor evidencia, en el español general, en el sustantivo presidente (de praesidens, -tis, participio activo de praesidere), que no significa otra cosa sino 'el que se sienta delante, el primero', 'el que preside'. Donde está la confusión es cuando se pretende designar la mesa (o, en general, el sitio) que ocupa el que preside. El DRAE consigna sólo presidencia; en el español mexicano se emplea también, quizá equivocadamente, el latinismo presídium, que, como dije, ni siquiera en latín significaba 'presidencia'.
        ¿De dónde habrá tomado el español mexicano la idea de emplear presídium en lugar de presidencia? Vaya una simple hipótesis: allá en los no tan remotos tiempos de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, la URSS, solía hablarse del "Presídium del Soviet Supremo", es decir, de esa enorme presidencia (sitio, mesa) del Consejo Supremo de los Soviets. ¿Habrá pasado de allí al español de México (y quizá al de otras zonas, eso lo ignoro) el término presídium, tal vez para designar primero presidencias muy grandes (a la manera del Soviet Supremo) y después cualquier presidencia (mesa, sitio del que preside)?