FCE

 

 

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

Algunas minucias ...


el (la) orden del día
ojalá Dios quiera
"le informo (de) que no tiene mensajes"
intelectual
carácter

 

dintel, umbral
 
TANTO EN LENGUA HABLADA COMO ESCRITA suele incurrirse en confusiones cuando se hace uso de estas voces. Pareciera que al paso del tiempo se ha venido olvidando el significado preciso de los vocablos y con frecuencia se emplean con sentidos que no les corresponden o aparecen en contextos en que no deberían ir. No es raro oír y leer expresiones como las dos siguientes: "se detuvo en el dintel de la puerta", "repentinamente apareció en el umbral de la puerta".
        Es muy obvio el error del primer ejemplo, si se considera que el dintel, en cualquier diccionario, viene definido como 'la parte superior de las puertas, ventanas y otros huecos, que se apoya sobre las jambas'. Es evidente que nadie puede detenerse en el dintel de una puerta. Umbral tiene, como primera acepción, la de 'parte inferior o escalón, por lo común de piedra y contrapuesto al dintel, en la puerta o entrada de una casa'. De tal manera que no es precisamente impropio el uso de umbral en el segundo de los ejemplos. Es sin embargo frecuente que al usar el término umbral no se esté haciendo referencia a esa parte de la puerta (escalón) sino a lo que podría designarse como vano o hueco de ella. Este sentido no parece ya convenirle.
        Ciertamente umbral tiene otra acepción: 'punto en que se está casi dentro de cierta cosa' ("esto está en los umbrales de lo prohibido", ejemplo de María Moliner). Si en la expresión "apareció en el umbral de la puerta" el vocablo umbral tiene este último sentido, resulta poco propia, pues no puede decirse que la puerta tenga umbral, sino en todo caso ella vendría a ser precisamente el umbral de la habitación o de la casa. Nótese entonces que en la expresión "apareció en el umbral de la puerta" lo que en efecto quiere decir es que apareció en el umbral de la habitación, es decir en el vano de la puerta, el umbral de la casa.
        Por lo que toca al ejemplo "se detuvo en el *dintel de la puerta", tengo la impresión de que ahí el vocablo dintel (parte superior de la puerta) se está confundiendo con la palabra umbral (con el sentido de 'escalón' o 'parte baja de la puerta'). Lo que se quiere decir, creo, es que "se detuvo en el umbral" (y no en el dintel), y así conviene expresarlo.