FCE

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos

 

 

 
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

años veinte(s), los
 

LAS PALABRAS que designan decenas, como cualquier otro numeral cardinal, cuando anteceden al sustantivo, sin perder su carácter adjetivo, difieren de los adjetivos comunes en que carecen de marca, de gramema de género y número. Así, en diez, veinte, cincuenta libros no hay morfema o desinencia en los numerales que permita identificarlos, morfológicamente, como adjetivos, ni por tanto puede establecerse concordancia (de género y número) con el sustantivo al que modifican. En general puede decirse que los cardinales son, a partir de dos, plurales por razón de su significado aun cuando su terminación sea singular. Los cardinales normalmente preceden, como adjetivos, al sustantivo; hay empero casos en que sucede lo contrario, como cuando se refieren a los pronombres personales (ellos dos y no *dos ellos).
        Existe la duda, en relación con el uso de las decenas, si éstas adquieren o no gramema de número cuando siguen al sustantivo años o cuando se sustantivan con ese sentido. Suelen usarse con más frecuencia sin gramema: "los años veinte", "la década de los cuarenta", "moda de los años cincuenta". Conviene sin embargo hacer algunas consideraciones. Se sabe que cuando los cardinales hacen alusión no a un número de modo absoluto sino al signo mismo, al dibujo que lo representa, pueden muy bien pluralizarse: "unos cuatros muy mal hechos", "dibújame tres dieces". Ello se debe, ante todo, a que en esos casos los numerales están significando sustantivos y no adjetivos.
        Puede uno preguntarse si veinte(s) en "los años veinte(s)" es un adjetivo o un sustantivo. La vacilación es válida si se considera que, semánticamente, una cosa es "los veinte años" y otra muy distinta es "los años veinte(s)". De inmediato alguien podrá decir que en ambos casos es el sustantivo años el modificado y veinte el modificador. Puede empero pensarse, como hipótesis, que veinte(s) en "los años veinte(s)" es un sustantivo (y no un adjetivo) en función de aposición (como Juan en "mi primo Juan"). De aceptarse esta posibilidad, la pluralización de veinte en veintes resultaría no sólo no incorrecta sino quizá recomendable. Contra ello podría también argüirse que no se dice "los días *veintes de cada mes" sino veinte (en singular). Lo que sucede es que aquí veinte sigue funcionando, pospuesto, como adjetivo sin gramema de número, aunque con significado diferente del que tendría antepuesto ("los veinte días"/"los días veinte"); no deja de ser adjetivo y por ello no se pluraliza. En otras palabras, tanto en "los veinte días" cuanto en "los días veinte", veinte léxicamente conserva su significado ('20 unidades': 20 días o el día 20 del mes). Por lo contrario, veinte en "los años veintes" no significa '20 unidades' sino que precisamente designa los años que van de 1920 a 1929, que incluyen, como decena, el 20; aquí, por tanto, veintes numéricamente viene a significar sólo 10, los años veintes son diez. Todo ello me lleva a pensar que veintes en "los años veintes" está funcionando como sustantivo (en aposición) y que tal vez debería pluralizarse.


Usted hallará aquí un conjunto de artículos sobre palabras, expresiones, reglas gramaticales y ortográficas que provocan confusión o equívocos entre los hablantes. Cada entrada tiene un título, en el que se sintetiza el tema ahí tratado; por ejemplo: “bistec / bisté / bisteques / bisteces” explica los orígenes del vocablo con que solemos referirnos al filete. Para llegar a esa minucia haga clic en la letra B y busque dicha entrada, o haga clic en la lista de Todas las entradas y localícela ahí.