FCE

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos

 

 

 
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

mormado
 

SE SABE QUE EN EL ESPAÑOL popular o rural suele añadirse, en algunos verbos, una a superflua: juntarse > rejuntarse > *arrejuntarse. Puede también producirse el fenómeno contrario, eliminar en algunas voces la a- inicial cuando, por ejemplo, precede un artículo definido femenino: la alacena > *la lacena. No faltan casos de supresión de a- inicial en vocablos a los que no precede el artículo femenino. Creo que ello sucede en el vocablo mormado(a), muy usual en el español mexicano. Mormado es un adjetivo del que, así dicho o escrito, no dan cuenta los diccionarios generales de la lengua española. Sin embargo, sí puede encontrarse la voz amormado, con a- inicial. Para encontrarla sin la a- inicial hay necesidad de acudir a diccionarios de mexicanismos.
        Amormado es un vocablo que tiene que ver con la veterinaria y se aplica "a la bestia que padece muermo". Por su parte, muermo, voz procedente del latín morbus ('enfermedad'), se define de la forma siguiente: 'enfermedad virulenta y contagiosa de las caballerías, caracterizada principalmente por ulceración y flujo de la mucosa nasal e infarto en los ganglios linfáticos próximos. Es transmisible al hombre'. Antiguamente designaba también las enfermedades conocidas hoy como bocio y paperas.
        Según parece, ya en la primera mitad del siglo pasado, en México, mormado se empleaba por amormado. Además de la modificación fonética (eliminación de la a- inicial), se había ya operado el cambio semántico, que persiste hasta nuestros días. Así lo atestigua don Melchor Ocampo en sus importantes Idiotismos hispano-mexicanos (1844), donde anota que mormado, en el español de México, designa 'la persona que no puede, por alguna enfermedad transitoria, resollar libremente por las narices'. Anota también el verbo mormarse ('enfermarse de las narices de manera que se respire por ellas difícilmente'). Probablemente persistía por esa época también, en el vocablo mormado el significado primitivo de amormado ('bestia que padece muermo'), si se considera que en 1896 Ramos y Duarte, en su Diccionario de mejicanismos, lo transcribe como única acepción de mormado, limitando su empleo al estado de Guanajuato. Finalmente, en 1959 Santamaría, en su Diccionario de mejicanismos, precisa ambos significados para mormado, e incluye asimismo el verbo mormar, empleando para sus definiciones casi las mismas palabras de Ocampo.
        Tengo la impresión de que en el español mexicano actual el adjetivo mormado(a) ("amaneció muy mormado, casi no podía hablar") se emplea más que el verbo mormarse ("se resfrió y se mormó") y, al menos en el español urbano, sólo con el significado de 'persona que respira con dificultad a causa de transitoria afección de los órganos respiratorios'.


Usted hallará aquí un conjunto de artículos sobre palabras, expresiones, reglas gramaticales y ortográficas que provocan confusión o equívocos entre los hablantes. Cada entrada tiene un título, en el que se sintetiza el tema ahí tratado; por ejemplo: “bistec / bisté / bisteques / bisteces” explica los orígenes del vocablo con que solemos referirnos al filete. Para llegar a esa minucia haga clic en la letra B y busque dicha entrada, o haga clic en la lista de Todas las entradas y localícela ahí.