FCE

José G. Moreno de Alba
Ver más libros del autor
Comprar
Contáctanos

 

 

 
Inicio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Todas
 

 

Algunas minucias ...


cirquero / circense
federal, federalismo
Munich/ Münjen/ Miunich
me simpatiza / simpatiza conmigo
entrenar(se)

 

orfanato(rio)
 

EN LA gramática de la Academia, la más reciente que puede tomarse como oficial, la de 1931 (pues el Esbozo de una nueva Gramática, de 1973, no puede aún considerarse como tal), se señala que el sufijo -ato significa 'dignidad', 'oficio' y, a veces, 'tiempo' y 'lugar'. Así, se tienen voces como cardenalato ('dignidad') y literato ('oficio'). No son muchos los sustantivos que, como orfanato, terminan en -ato y significan lugar (tal vez curato, en una de sus acepciones, y algunos más).
        Por otra parte, existe también el sufijo -atorio (o -itorio), explicado sólo parcialmente en la Gramática citada, que tiene gran vitalidad en el español contemporáneo. Pueden distinguirse tres formas diferentes de este sufijo: -atoria (sólo femenino), que forma sustantivos abstractos como escapatoria; -atorio(a), con variación de género, que da lugar a adjetivos (giratorio, obligatorio); y, por último, -atorio (sólo masculino), que forma casi exclusivamente sustantivos que indican lugar. Este último alomorfo, en particular, es muy productivo: comulgatorio, purgatorio, deambulatorio, sanatorio, oratorio, laboratorio, locutorio, mingitorio, entre muchas voces más.
        El DRAE da cuenta sólo de la voz orfanato ('asilo de huérfanos'), y ni siquiera como americanismo o mexicanismo aparece allí la forma orfanatorio, general en el español de nuestro país. Conviene tener en cuenta que, si bien el sufijo -ato forma ciertamente sustantivos que designan lugar, tiene mayor uso para derivar otro tipo de vocablos de muy diversa significación. Por lo contrario, el sufijo -atorio (sólo masculino) parece especializarse en la formación de sustantivos designadores de lugar. La voz orfanatorio, por tanto, no sólo está bien construida desde el punto de vista morfológico, sino quizá responde a una regla más general de derivación en la gramática española, al menos por lo que respecta a la coherencia semántica en relación con los otros derivados en -atorio (designadores de lugar).
        De cualquier manera, lo que parece conveniente es que el DRAE dé cabida a la voz orfanatorio, quizá con la anotación de que se trata de un mexicanismo o, tal vez, de un americanismo, si, como es probable, se conoce y usa en otras regiones de este continente.


Usted hallará aquí un conjunto de artículos sobre palabras, expresiones, reglas gramaticales y ortográficas que provocan confusión o equívocos entre los hablantes. Cada entrada tiene un título, en el que se sintetiza el tema ahí tratado; por ejemplo: “bistec / bisté / bisteques / bisteces” explica los orígenes del vocablo con que solemos referirnos al filete. Para llegar a esa minucia haga clic en la letra B y busque dicha entrada, o haga clic en la lista de Todas las entradas y localícela ahí.