¡A comer!

Kitamura, Satoshi

ISBN: 9786071615169 | Clave FCE: 100766E

Mientras Perro recorre la ciudad para llegar a casa, se va encontrando por todos lados con deliciosos olores que avisan que ha llegado la hora de comer. Comida rica por aquí y por allá, pero siempre sabemos que la mejor es la que nos espera en casa. Una vez más Satoshi Kitamura nos convierte a todos en niños.

Presentación: EMPASTADO
Peso 0.18 kg
Idioma ESPAÑOL
Idioma original ESPAÑOL
Editorial FONDO DE CULTURA ECONÓMICA (FCE)
Año de edición 2013
Colección LOS ESPECIALES DE A LA ORILLA DEL VIENTO
Área temática LIBROS PARA NIÑOS

Satoshi Kitamura

¡A comer! México : FCE, 2013
16 pp.: ilus.; 19 x 19 cm., Colección LOS ESPECIALES DE A LA ORILLA DEL VIENTO
1. Literatura Infantil

  • Satoshi Kitamura

    Nació en Tokio, Japón, en 1956. No tuvo entrenamiento formal como artista, pero nos cuenta que desde joven le gustaba las tiras cómicas, que son una fuerte influencia en su trabajo, y que desde los 19 años empezó a trabajar profesionalmente en Japón, ilustrando anuncios, revistas, y entre otras cosas, anuncios promocionales como pósters que informaban a la gente cómo comportarse en el metro de Tokio. En 1979 se mudó a la ciudad de Londres, donde trabajó principalmente dibujando tarjeta de ocasión. Empezó a hacer libros infantiles en 1981, y desde entonces sus libros, más de quince, han sido traducidos a diferentes idiomas y ganado varios premios importantes, entre ellos el Mother Goose y el Premio de Libro Ilustrado de Japón. Con gran sencillez de trazo, y a la vez una increíble expresividad, ha creado personajes encantadores como Boots, e gato, que nos llevan de la mano a conocer este mundo y otros inventados. Además de escribir sus propias historietas, durante algún tiempo ha trabajado con la autora de origen sudafricano Hiawyn Oram, ilustrando algunos libros extraordinarios sobre el mundo de los niños, de los cuales hay dos publicados en esta colección: Alex quiere un dinosaurio y En el desván, también Ardilla tiene hambre, Gato tiene sueño, Pato está sucio y Perro tiene sed.