La cantante y el león

Chávez Castañeda, Ricardo

ISBN: 9786071658210 | Clave FCE: 103703E

$165.00

Ellos no se conocían. Ella, la cantante, caminaba junto al zoológico todos los días cuando iba y venía del conservatorio. El león iba y venía dentro de su jaula con una soltura prodigiosa, casi sin tocar el suelo. Ella cantaba siempre; él a veces rugía. Pero algo sucedió un día en el zoológico que propició que los dos se conocieran entre las ramas de un árbol, y que al cruzar sus miradas el tiempo pareciera detenerse. ¿Qué sucede en ese encuentro siempre difícil entre lo salvaje y lo imperfecto, entre la bestia y la bella, entre el animal y lo humano? Esta pregunta lanzada por el autor, Ricardo Chávez, fue reflexionada ampliamente por Manuel Monroy, quien ilustra esta obra de manera exquisita y elegante, y quien propone al lector distintos caminos para interpretarla. Ricardo Chávez Castañeda transforma una anécdota real en una historia llena de poesía que da origen a su primer libro álbum, el cual no es para público infantil, sino para jóvenes lectores, y se integrará a la también joven colección del catálogo de Obras para Niños y Jóvenes: Resonancias.

Presentación: EMPASTADO
Peso 0.31 kg
Idioma ESPAÑOL
Idioma original ESPAÑOL
Editorial FONDO DE CULTURA ECONÓMICA (FCE)
Año de edición 2019
Colección RESONANCIAS
Área temática LIBROS PARA NIÑOS

Ricardo Chávez Castañeda ; ilus. de Manuel Monroy

La cantante y el león México : FCE, 2019
[40] pp. : ilus. ; 25 x 21 cm., Colección RESONANCIAS
1. Literatura juvenil

  • Ricardo Chávez Castañeda ; ilus. de Manuel Monroy

    Nació en la ciudad de México en 1961. Quiso ser futbolista profesional mientras los tobillos y los sueños supieron sostenerlo; después creyó que el gusto por los números era suficiente para convertirse en ingeniero en computación y así sumó su segundo fracaso, más tarde se convirtió en psicólogo de título guardado bajo los dos colchones de su cama, y sólo entonces descubrió que siempre había vivido cerca de lo único que le apasionaba, es más, que siempre las había tenido en la boca y entre los dedos y en el fondo más profundo de su imaginación: las palabras. Desde entonces escribe y escribe y escribe, y así ha inventado que sigue metiendo goles en el estadio y que continua sumándole números al infinito y que prosigue ayudando a la gente a vivir mejor dentro de su cabeza, y, lo mejor, ha inventado que es escritor y que escribe y escribe y escribe