Jugar el juego de las formas

Browne, Anthony

ISBN: 9789562890892 | Clave FCE: 999391R

Este libro tiene la misión de servir como una especie de diario, donde Anthony Browne, de manera sencilla y directa, narra sus vivencias desde que era un niño hasta ser un reconocido escritor. A lo largo de sus páginas, se podrán encontrar las respuestas a decenas de preguntas que uno como lector, se hace constantemente sobre el trabajo de Browne, como por ejemplo, ¿Por qué dibuja tantos gorilas? "Cuando creamos algo transformamos nuestra propia experiencia para hacer una imagen, un libro o, tal vez, una pieza musical. Jugamos el juego de las formas".

Presentación: RUSTICO
Peso 1.04 kg
Idioma ESPAÑOL
Idioma original INGLES
Editorial FONDO DE CULTURA ECONÓMICA (FCE)
Año de edición 0
Colección LOS ESPECIALES DE A LA ORILLA DEL VIENTO
Área temática LIBROS PARA NIÑOS

Anthony Browne, Joe Browne ; trad. de María Vinós

Jugar el juego de las formas México : FCE, 2011
240 pp.: ilus.; 28 x 23 cm., Colección LOS ESPECIALES DE A LA ORILLA DEL VIENTO
2. Escritores Ingleses - Literatura Infantil - Biografía 3. Ilustradores Ingleses - Literatura Infantil - Biografía

  • Anthony Browne, Joe Browne ; trad. de María Vinós

    Nació en Sheffield, Inglaterra, en 1946. Aunque estudió Diseño Gráfico, en realidad quería ser pintor. Después de acabar la carrera se dedicó a hacer ilustraciones médicas para ganarse la vida. También incursionó en el campo de la publicidad, aunque no lo disfruto mucho, y dibujó durante muchos años tarjetas de ocasión. Finalmente descubrió los libros para niños, y en los veinte años que lleva haciéndolos ha producido más de cincuenta (aunque sigue dibujando tarjetas de ocasión entre libro y libro). Su esposa es violinista y tienen dos hijos, Jospeh y Ellen, un perro y un gato. Este auto, considerado uno de los más importantes escritores e ilustradores contemporáneos de libros para niños y jóvenes, invita a sus lectores a desarrollar la capacidad de observación. En sus libros el texto y la ilustración están íntimamente relacionados. Cada paisaje, cada gesto de sus personajes, cada escena de acción, posee señas particulares que muevan al lector a mirarlo una y otra vez a la espera de enriquecer aún más la experiencia lúdica de su lectura. Anthony Browne acerca a los niños a mundos diferentes: al de los animales, al de los adultos e incluso a los suyos propios en una introspección que resulta enriquecedora y tierna a la vez.