Durango es de los estados con menos lectores a nivel nacional

A nivel mundial México es un país con pocos lectores y dentro del territorio nacional Durango es de los estados que menos lectores tiene, indicó Jorge Humberto Ochoa gerente de Librería Ochoa, quien agregó que hace dos años la entidad se encontraba en penúltimo lugar de lectura, y lo más solicitado por los duranguenses era la narcoliteratura y política.

Comentó que inició con la venta de libros hace 35 años en stands dentro de los hospitales, porque solo vendía libros de medicina, pero con el paso del tiempo fue obligado por el mercado y las propias editoriales, a ampliar más el panorama de ventas.

Humberto Ochoa planea diferentes actividades para promover la lectura, pues además de que es necesario para la población, también lo es para el negocio. Además de que los precios de los libros son cada vez más accesibles, pues se pueden encontrar algunos hasta por menos de cien pesos, por lo que no es rentable en el negocio ofrecer créditos personales.

Dentro de las instalaciones de la Librería Ochoa se está terminando la construcción de una cafetería, para cuando esté lista pueda ser un espacio Centro Cultural en la entidad, porque es necesario renovarse y adaptarse, expresó.

Por ejemplo también en el libro, una de las evoluciones que tiene, es que no solo se debe quedar con un conocimiento impreso, sino debe transformarse o complementarse con algo interactivo, como con un curso, seminario, que brindan un valor agregado al conocimiento de determinado tema.

Hace ocho años creó una consultoría educativa, con más de 200 editoriales, ofrecen capacitaciones, certificaciones y cursos, y se logró que este año podrán contar con la primera certificadora en la entidad del idioma inglés.

Al cierre de 2020, mencionó que varios propietarios de librerías en la capital, aunque lograron sobrevivir el año, comentaron que quizá no iban a poder seguir en el 2021, ya que las ventas han sido demasiado bajas.

Reconoció que al menos en la capital la situación de no tener un local propio también afecta las librerías, porque son rentas muy caras.

 

Anterior Siguiente