Rulfo y Campobello fuera de los "21 para el 21"

En su primera conferencia de 2020, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, solicitó al Fondo de Cultura Económica (FCE) la publicación de 21 libros de autores y autoras pilares de la literatura nacional, quienes, a través del cuento, la novela y la poesía dieron una pincelada más amplia sobre la historia de México. Entre los nombres que el mandatario sugirió se encontraban Pedro Páramo (1955), de Juan Rulfo, y Cartucho, de Nellie Campobello, dos obras literarias, cuyos derechos no fueron cedidos por sus familiares para su publicación en esta colección.

Entre los títulos escritos por autoras mexicanas se encuentran el de Paseo de la Reforma, de Elena Poniatowska; Y Matarazo no llamó, de Elena Garro; El libro vacío, de Josefina Vincens; Río Subterráneo, de Inés Arredondo; Muerte en el bosque, de Amparo Dávila”; y Balún Canan, de Rosario Castellanos.

Por otra parte están El libro rojo de la independencia, de Vicente Riva Palacio y Manuel Payno; El laberinto de la soledad, de Octavio Paz; Los de abajo, de Mariano Azuela; Crónicas de historia, de amor y de guerra, de Guillermo Prieto; Tomochic, de Heriberto Frías; La revolución de independencia, de Luis Villoro; Insurgentes apodados, de Elías Amador; T iempo de ladrones. La historia de Chucho el roto, de Emilio Carballido; Breve historia de la guerra con los Estados Unidos, de José C. Valadés; La sombra del caudillo, de Martín Luis Guzmán;  Apocalipstik, de Carlos Monsiváis, y Canek, de Ermilo Abreu Gómez.

“Desde que se pensó la colección, han tenido que hacerse modificaciones sobre lo que ‘sí podía ser’, lo cierto es que hemos contado con el apoyo de las familias de los autores cuyos derechos no eran del Fondo”, expresó Rocío Martínez, editora del organismo.

Además de las obras mencionadas, el FCE realizó dos antologías que se suman a la colección: “Historia del ejército popular mexicano” y “Antología de poesía mexicana del siglo XIX”.

“La idea de tener escritores pilares es reforzar la historia México, pero no a través de la forma tradicional con libros de texto, sino con las letras que dan vida a historias de ficción y no ficción”, explicó.

De acuerdo con Martínez, para la colección “21 para el 21”, el FCE trabajó desde la remaquetación de las portadas, hasta las semblanzas, lo anterior con la intención de darle un aspecto fresco que atrajera, sobre todo, la atención de los más jóvenes.

“Esta colección permitirá que algunos de los lectores se reencuentren con los autores, pero también permitirá que otros más los descubran”, puntualizó.

Puntos clave

El presupuesto para la realización y distribución de la colección provino del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado (INDEP).

La distribución de los ejemplares sucederá a lo largo del año a partir de que el presidente lo anuncie de manera oficial.

50 años del fallecimiento de Ermilo Abreu Gómez, se cumplen el 14 de julio.

 

Anterior Siguiente