El machismo que produce la guerra

Más que otras naciones, Cuba siempre ha requerido de héroes: “Los héroes están dentro del discurso oficial desde el principio de la Revolución”, dice la escritora Karla Suárez (La Habana, 1969).

Durante más de 15 años, la isla produjo sus propios personajes de veneración en una guerra que estableció en África. Conocida como Operación Carlota, la misión militar  luchaba por la independencia angoleña. En el rastro de aquella contienda, Suárez ha ubicado su última novela.

Se trata de El hijo del héroe (FCE, 2020), donde cuenta la historia de Ernesto, un niño de 12 años que recibe la noticia de que su padre ha muerto en Angola. Además de penetrar en un tema que “sigue abierto para los cubanos”, el relato escudriña en el machismo de una nación y en el sueño roto de la libertad individual.

El padre de Suárez también estuvo en Angola, pero a ella le interesaba contar su novela desde el punto de vista masculino: “Hay una connotación extra con todo el imaginario revolucionario después de la Sierra Maestra y la teoría del hombre nuevo que se exacerba mucho en la idea del hombre fuerte, del macho que va a la guerra, y toma dimensiones mayores porque Cuba es un país machista”.

Tras la muerte de su padre, Ernesto deberá cargar con un dolor que no puede mostrar: “Es la abuela la que le dice: ‘ahora tú eres el hombre de la casa y recuerda que los hombres no lloran’. Pero no sólo es un hombre, sino que su padre es además un héroe y se pasa toda su vida limitado, detenido, aguantándose un montón de sentimientos y así hay muchísimos hombres en Cuba”, dice la autora.  

LA AUTORA

En 2017 fue elegida entre los Bogotá39 por el Hay Festival.

Cuba estableció su guerra en Angola de 1975 a 1991

Karla Suárez vive actualmente en Lisboa, Portugal 

 

Anterior Siguiente